access_time 16:42
|
21 de mayo de 2007
|
|
AGRICULTURA

Esperan gran crecimiento en la demanda de frutas finas

Según un informe de la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca, el sector continuará su auge de productos congelados y en fresco, tanto en el sector externo como en el interno.

    La fuerte demanda de frutas finas en el mundo y en el mercado local permitirá consolidar el sostenido crecimiento de la producción en Argentina de los denominados berries registrado en los últimos años, coincidieron fuentes tanto del sector público como del privado. Según un estudio de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos (Sagpya), se mantendrá el consumo mundial creciente en fresco y congelado, mientras que en el mercado local, una mayor demanda de frambuesa y moras frescas se sumará al creciente requerimiento de la industria.

    Para diversas fuentes del sector, esta tendencia de la demanda se verá acompañada por un incremento de la producción, que será de mayor magnitud en los casos del arándano y de la frambuesa. En el 2001, la reactivación del mercado interno argentino por la demanda de la industria local impulsó un notorio proceso de sustitución de importaciones en todos los berries, tanto frescos como congelados.

MERCADO INTERNO. Hasta ese momento, la industria argentina se abastecía fundamentalmente de materia prima importada de Chile. Actualmente, sólo se importan unas 400 toneladas de frambuesa congelada desde ese país. La superficie cultivada se distribuye en varias provincias, pero en el caso de las frambuesas, moras arbustivas y grosellas, más de 70 por ciento se concentra en la Patagonia, en la comarca andina del paralelo 42 y en el Alto Valle de Río Negro y Neuquén.

    En cambio, el arándano alcanza mayor desarrollo en la región pampeana: la mitad en Entre Ríos (Concordia) y alrededor de 40 por ciento en Buenos Aires, aunque en los últimos años se ha sumado Tucumán como una zona de importancia. Salvo para el caso de los arándanos, en que 90 por ciento de la producción se exporta en fresco, el resto de las frutas es consumida fundamentalmente en el mercado interno. Su principal destino es la industria, que las transforma en dulces, mermeladas, jaleas o confituras.

VENTAS AL EXTERIOR. Durante el primer trimestre del 2007, se exportaron 1.554 toneladas de frutillas y arándanos por un valor de casi 4,6 millones de dólares, que representaron un incremento de 47 por ciento en divisas y 6 por ciento en volumen respecto de las 1.465 toneladas enviadas por sólo 3,1 millones de dólares del mismo período del 2006. Según el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), el arándano ocupó el primer lugar en divisas con el envío de 641 toneladas por 3,4 millones de dólares, mientras que el producto más exportado en volumen fue la frutilla, con 913 toneladas embarcadas por un valor de 1,1 millones de dólares.

    Esta tendencia será consistente en tanto cierto perfil de consumidores dispuestos a pagar precios superiores a los que se pagan por frutas tradicionales siga considerando los berries como una delicatessen, señala el trabajo de la Sagpya. Según la Dirección Nacional de Alimentos de la cartera agropecuaria, las 4,5 millones de toneladas de berries producidas en el mundo representan 2 por ciento de la producción mundial de frutas. Un 72 por ciento corresponde a la frutilla, 10 por ciento al arándano y 9 por ciento a la frambuesa.

TEMAS:

Varios

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.