Este domingo se vivió una nueva revancha en ¿Quién es la Máscara?, y, a diferencia de las anteriores, en esta emisión los famosos que se ocultan bajo los disfraces compitieron en duplas, lo que le dio un condimento especial porque ninguna de las figuras conocía la identidad de la otra con la que le tocó cantar.

Luego, los integrantes de las parejas que no eran elegidas por los investigadores, debían entonar otro tema, pero ya en esa instancia de forma solista. Hasta que, finalmente, el público debió votar quién sería el que se quitaría la máscara.

En esta ocasión, el eliminado resultó ser Urta, el cíclope, y el que se escondía debajo era nada más ni nada menos que Yayo Guridi.

“Nos dimos el lujito de cantar un par de temazos de los 80, de cantar en inglés… Se agradece muchísimo el cariño del público. Era un morbo saber quién estaba debajo del traje. Me divertí mucho, estuvo de 10, bárbaro. Aparte es como un sauna móvil, o sea que te desintoxicás de paso”, bromeó el humorista. Y agregó: “Me hubiera gustado bailar”. “Vamos a extrañar mucho al cíclope, era uno de los más queridos”, lo despidió la anfitriona.

Ninguno de los cuatro investigadores adivinó su identidad: Roberto Moldavsky había dicho que era Ulises Bueno, Wanda Nara había arriesgado que era La Mole Moli, Lizy Tagliani creyó que era la Mona Jiménez y Karina la Princesita estaba segura de que era el Mono de Kapanga.

En primera instancia, el ex Videomatch había entonado “Rezo por vos” junto a Pecas, la hamburguesa. Y más tarde, cantó “One”, el célebre tema de U2. Sin embargo, pese a su gran actuación, no logró convencer a los investigadores y tampoco al público que estaba en el estudio.