Confirmaron que el hombre que murió en el Fernández tras haber llegado de Miami tenía coronavirus
access_time 08:47
|
9 de marzo de 2020
|
|

Astrología

¿Es necesario tener ambiciones?

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1583754473210Ambicion.jpg

Es fundamental poner sobre la mesa que hay que tener voluntad. Lo importante es aprender a manejar el caos y la duda. Las claves y los ejes.

Dice una antigua máxima esotérica: “Las estrellas inclinan pero no determinan”, el clima astrológico funciona tal vez muy similar a las tendencias de comportamiento que tenemos frente a un día soleado o una tarde lluviosa. Somos parte de un universo más grande, habitamos un planeta, eso es un hecho, aun cuando generalmente lo olvidemos, por lo tanto, es natural y evidente que nuestro entorno nos condiciona, y si nos condiciona la presencia de lluvia o de sol, también es probable que nos condicione la posición de los planetas. El asunto es que experimentarlo como determinismo o condicionamiento es un acto de voluntad, igual que es un acto de voluntad caer en la melancolía en una tarde lluviosa. La voluntad humana es la puerta al libre albedrío, el problema es que no siempre tenemos la claridad suficiente para actuar con voluntad.

Andar por la vida sin indecisión ni sentimientos o pensamientos encontrados es cosa de máquinas o plantas, porque, según los mitos, hasta los dioses padecían conflictos de intereses. Una de las cosas más humanas del mundo es dudar, la duda en su justa medida alimenta la creatividad porque permite canalizar el caos y el caos es la fuerza alquímica que crea. Así como el electromagnetismo funciona sin nuestra comprensión, hay cosas en la vida que funcionan sin que seamos conscientes de ellas. Hay cosas fuera de nuestro control, reconocerlo sin perder el sentido de responsabilidad sobre nuestros actos es un acto de humildad y fortaleza. No podemos controlar el electromagnetismo en sí, pero sí podemos controlar el uso que le damos. El motor humano es la ambición.

Desde la astrología, una de las vías para administrar el caos/ la duda/ el conflicto es la ambición. Ambicionar permite elegir, crear un norte, un foco. Ambicionar va más allá de definir metas materiales, no es un acto de capricho infantil ni de obstinación adolescente ni manifestación de fuerza al estilo alfa. La ambición está vinculada a nuestra identidad solar, para ambicionar es necesario reconocer nuestra identidad, quiénes somos, lo que deseamos y lo que elegimos. Tener ambiciones es necesario para desarrollar un rol social, para saber quiénes somos y cómo queremos vivir la vida. Para los pueblos antiguos, la astrología era parte de una tecnología que guiaba la experiencia humana, desde esta mirada existen seis ejes o áreas de la vida en las cuales podemos desarrollar experiencias. El primer eje es de la identidad; quién soy yo de forma individual y quién soy yo junto a otro, esto nos señala la importancia de tener ambiciones en términos de pareja y de cierta forma explica por qué deseamos constantemente estar en compañía. El segundo eje es el de las posesiones y nos señala la relación entre los recursos, la autoestima y el miedo. Tener ambiciones materiales impulsa nuestro valor propio. El tercer eje es el de la información. Las influencias de quienes nos rodean terminan siendo las creencias que nos determinan. Tener ambiciones de conocer otras culturas, de estudiar e investigar nos estimula a expandirnos. El cuarto es el eje del propósito, sólo a través de las ambiciones profesionales logramos resolver la dualidad entre familia y profesión, sólo de esta forma conectamos con la verdad más profunda que nos constituye. El quinto es el eje de la prosperidad, que nos desafía a reconocer nuestros talentos para, realmente, ser libres. Y el sexto eje es el de la materialidad, tener ambiciones de comodidad y una rutina tranquila nos permite experimentar la inmensidad del universo, nos permite vivir una vida espiritual.
¿En qué eje de la vida le faltan ambiciones?

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

© 2019 Copyright.