access_time 20:36
|
10 de enero de 2007
|
|

es lo que hay

El idioma va incorporando nuevas palabras, nuevos giros, nuevas expresiones. Recientemente, la Real Academia del Española aceptó vocablos y decires que se han afincado con firmeza en nuestra forma de decir cotidiana.

  El idioma va incorporando nuevas palabras, nuevos giros, nuevas expresiones. Recientemente, la Real Academia del Española aceptó vocablos y decires que se han afincado con firmeza en nuestra forma de decir cotidiana. La Academia espera para no prenderse a una moda pasajera, algo fugaz. Hace tiempo abusábamos de la palabra “sanata” para designar aquel decir que era cuento, que no estaba ligado a la verdad.

   Después, la palabra “cheto” como sinónimo de clase social privilegiada en lo económico. Ahora, los pibes usan “jamón”, “bardo”, “atinar” en sus expresiones. Últimamente hay una muletilla que se ha impuesto en casi todos: “es lo que hay”, una manera conformista de sacar una conclusión. Cuando se está opinando o analizando alguna circunstancia de vida, seguro que tal menester termina con “y bueno... es lo que hay”. La tendencia marcha hacia lo negativo, “es lo que hay” significaría que lo que tenemos es poco, es escaso, es menor. El conformismo estaría en “más no podemos pedir”.

  Y si analizamos la coyuntura coincidamos en que el término tiene que ver con lo que ocurre. Sin entrar en ejemplos, en lo político, “es lo que hay” parece ser bien descriptivo de la realidad, y también en lo gremial, en lo artístico y en muchos sectores de lo profesional. Usted dirá ¿y en los medios? También. Podría abundar en detalles que ilustren con elocuencia lo dicho, pero mejor termino este comentario con lo dicho. Es lo que hay.

TEMAS:

#Humor

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.