En vivo: Boca enfrenta a Unión en Santa Fe
access_time 18:41
|
7 de mayo de 2007
|
|

Es hora de detener el cambio climático

El cambio climático es un fenómeno global que exige una respuesta también global y esto demanda liderazgo y cooperación internacional

    El cambio climático es un fenómeno global que exige una respuesta también global y esto demanda liderazgo y cooperación internacional. El análisis económico es el fundamento de propuestas de medidas de política ambiental cuyos costos sean inferiores a los daños evitados y el diseño de medidas costo-efectivas nos permitirá, en el futuro, ser “verdes”, pero también seguir creciendo económicamente para abatir la enorme pobreza mundial. Aún es posible evitar los peores efectos previsibles para el cambio climático si se actúa inmediatamente con decisión a escala internacional.

    Los costos adicionales por actuar ahora y no después son inferiores a los beneficios generados por la acción inmediata. Las inversiones que se hagan en las próximas dos décadas tendrán profundos efectos sobre el clima en la segunda mitad de este siglo y en el próximo. No actuar ya y en las próximas dos décadas puede implicar costos equivalentes a las grandes guerras mundiales y la depresión de los años treinta del siglo pasado.

    Estos costos podrían ser difícilmente reversibles, según el informe Stern (publicado por el Gobierno del Reino Unido en octubre del 2006 y que planea los principios básicos aptos para enfocar el problema ambiental global desde la óptica económica). Si no se actúa, la contaminación de gases en la atmósfera se duplicará en el 2035 con respecto al nivel previo a la revolución industrial (1750-1850). Esto implicará más aumentos de la temperatura global (desde la revolución industrial ya trepó 0,7ºC). En el largo plazo existe una probabilidad de más de 50 por ciento que la temperatura trepe 5ºC.

    Este aumento es equivalente al aumento registrado desde la última edad glaciar hasta hoy. El cambio climático es una amenaza para los países en desarrollo (quienes no han sido históricamente responsables de este fenómeno negativo) debido a su localización geográfica, preferentemente en áreas de mayor temperatura promedio comparada con los países centrales y con mayor variabilidad de lluvias. Además, para los países en desarrollo, la agricultura es mucho más importante que para los países industrializados, cuyas principales actividades productivas se encuentran en bienes manufacturados y de alta tecnología.

    El deterioro climático aumentaría la pobreza mundial y la desigualdad, ya que los efectos negativos no impactarán por igual para todos. El nivel actual de gases de invernadero en la atmósfera es 430 ppm de CO2. Este nivel trepa más de 2 ppm de CO2 cada año. Antes de la Revolución Industrial, el nivel era apenas de 280 ppm. Los peores riesgos podrán ser sustancialmente reducidos si el nivel de gas acumulado se estabilizara entre 450 y 550 ppm de CO2. Según el informe Stern, estabilizar los gases acumulados al nivel 450-550 ppm exigiría que hacia el 2050 las emisiones anuales fueran, por lo menos, 25 por ciento inferiores al nivel actual, a pesar de que el PBI mundial será tres o cuatro veces mayor que hoy.

    Esto significa reducir en, por lo menos, 75 por ciento las emisiones por unidad de PBI. Como se aprecia, un gran esfuerzo que exigirá una verdadera revolución tecnológica “verde”. Si comenzamos a actuar ahora, los costos de estabilizar los gases acumulados entre 500/550 ppm de CO2 se estiman en el orden de 1 por ciento anual del PBI mundial (más de 500 mil millones de dólares anuales). Sería muy costoso pretender estabilizar alrededor de 450 ppm de CO2, pero si demoramos, se puede perder la oportunidad de estabilizar al nivel de 500/550 ppm. Los costos podrían reducirse con innovaciones tecnológicas en energías limpias en las actividades globalmente contaminantes.

TEMAS:

Opinión

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.