access_time 07:16
|
18 de septiembre de 2020
|
|
Editorial

Enfocarse en la educación que se viene para no fallar

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1595897996951Padres%20clases%20virtuales%20(2).jpg

La pandemia dejó al desnudo la realidad del sistema educativo provincial, con algunos aciertos, pero, sobre todo, grandes desventajas, por lo que se hace imperioso actuar. Entre las falencias hay una que sobresale y que tiene que ver con el mundo que se viene, en un país que no logra despegar: la brecha digital.

Así, la vulnerabilidad y falta de acceso de buena parte de la población a la virtualidad sigue siendo alta, por lo que es menester de las autoridades locales comenzar a trabajar con ahínco y compromiso para lograr resultados en el corto plazo. De ahí la importancia de discutir a fondo, tal como venimos informando en las sucesivas ediciones, una nueva ley de educación mendocina que haga foco, cada vez más, en la tecnología. Hoy damos a conocer el proyecto que empieza a plantear esta situación y que será sometido a discusión.

De hecho, hace unos días informamos, con cifras contundentes, lo que ha ocurrido en Mendoza durante la cuarentena: actualmente son 15.072 los estudiantes con necesidad de recursos tecnológicos; otros 8.990 tienen trayectorias discontinuas y 14.414, dificultades pedagógicas, de acuerdo con un informe de la Dirección General de Escuelas (DGE).

Por eso, no sólo es fundamental que se sienten a debatir y discutir los expertos, claro está, sino que es clave, en esta instancia, escuchar la voz de quienes están vivenciando los cambios tan bruscamente, los alumnos y sus padres, de todos los sectores sociales. De hecho, en este punto, será crucial observar por dónde vienen las demandas, dónde potenciar la inversión y qué hace falta dejar atrás para mirar hacia delante.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.