access_time 15:59
|
29 de octubre de 2009
|
|
INDEPENDIENTE - COLÓN

En su nuevo infierno, el Diablo armó la fiesta

En el remodelado estadio Libertadores de América, el Rojo venció al Sabalero y le impidió ser el único puntero.

    Más de dos años Independiente de Avellaneda deambuló por canchas que no eran las suyas y anoche se desquitó de lo lindo en su nueva y remodelada casa. En el mal llamado Libertadores de América, el Rojo venció a Colón de Santa Fe 3 a 2, con una gran noche de Ignacio Piatti, autor de dos conquistas para el Diablo. La victoria para Independiente ayudó para que el regreso a su cancha fuera con todos los festejos, y empañó la gran campaña de Colón de Santa Fe, que no pudo sumar tres puntos para quedar como el único duelo del Torneo Apertura.
    Motivado por toda su hinchada y por la belleza de su nueva casa, Independiente salió con todo ante el Sabalero. Y del buen inicio sacó provecho el Rojo, porque, tras una buena habilitación de Patricio Rodríguez, Andrés Silvera quedó solo para definir, justo cuando Colón tiró mal el achique. La fiesta para los de Avellaneda fue completa entonces. Pero Colón tenía la necesidad de apretar también y buscar el resultado, porque ganar le significaba la punta del campeonato.
    Y tras un buen contragolpe Ricardo Gómez, habilitó a Federico Nieto y el ex Huracán enganchó y metió un remate arriba, que dio en el travesaño e ingresó al arco del mendocino Adrián Gabbarini. Independiente, entonces, volvió a la carga y, luego de una guapeada de Ignacio Piatti, llegó el 2 a 1. El volante encaró ante la defensa local y remató tras ganar en el área. En el complemento, el buen juego se perdió en el estadio Libertadores de América y Saúl Laverni empezó a meter tarjetas. El resultado favoreció al Rojo, porque se fue Esteban Fuertes, después de una supuesta agresión con el codo a Walter Busse. Ahí también fue expulsado el Turco Mohamed, desde el banco. Colón, a partir de ese momento, se fue al ataque, a pesar de estar en desventaja numérica. Sus defensores Alexis Ferrero o Ismael Quilez subían por las bandas para poder ser más ofensivos, aunque con el peligro de desproteger el fondo.
    Así fue que el Sabalero, volcado al ataque, sufrió el tercer tanto de Independiente. Habilitación para Nacho Piatti, que encaró solo frente a Diego Pozo, lo gambeteó justo en la medialuna y definió suave, de zurda, para el delirio de todos los rojos de Avellaneda. Colón buscó con todas sus ganas, y a dos minutos del final, Alfredo Ramírez puso de cabeza el 3 a 2. La pelota fue de pique al suelo y no la pudo contener Gabbarini. El Rojo terminó sufriendo en los últimos minutos, a pesar de estar con uno más en la cancha. Pero lo aguantó bien y pudo festejar en su nuevo infierno.

TEMAS:

Deportes

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.