access_time 17:25
|
2 de marzo de 2007
|
|
ARGENTINO B

En Maipú, hay una banda que toca

El Cruzado fue contundente y goleó 3 a 0 a General Paz Juniors para quedar como único puntero en la zona C. Los goles fueron convertidos por Fernando Labaké, Andrés Juárez y Matías Delclaux. El Botellero se ilusiona y, de nueve jugados, ya tiene seis victorias.

    Viene con envión. Juega, presiona, gana y su tribuna canta. Todos cantan. Hay tensión de la sana y, cuando sobreviene el gol, ya los muchachos en la popular empiezan con eso de “el Rojo se va de la B, el Rojo se va de la B...”. Así festejan los Botelleros. El Deportivo Maipú está a pleno y continúa con su racha ganadora en el Argentino B, alcanzando la punta de la zona C con sólo una derrota en los nueve encuentros que lleva jugados.

    El partido ante General Paz Juniors, adelantado por los festejos de la Vendimia, quedó para los mendocinos con un contundente 3 a 0. O el Súper Depor está fuerte o el conjunto Albo está debilitado por alguna razón. Es que Maipú fue contundente desde el comienzo y si bien en los primeros minutos le costó dar el puntazo final, cuando batió las redes todo terminó por ser más sencillo. Matías Delclaux está bien Niño Terrible, aunque ya no sea un niño.

    El volante metió un zurdazo que dio en la parte superior del travesaño cuando iban diez minutos y así el Cruzado avisaba. De tanto insistir, llegó el primero del local. Centro del Beto Falcone, un defensor la peinó hacia atrás y Fernando Labaké estampó un frentazo al ángulo derecho de Pelloso.

    Ahí nomás llegó el cantito de los hinchas, deseando dejar esta categoría de torneos casi infinitos. Y ya con Paz Juniors parado al ataque, se facilitó todo para Maipú, aunque hasta el descanso fue más de lucha que de fútbol. Recién en el complemento llegó un contragolpe letal para los maipucinos, luego de una gran recuperación de Gustavo Molina.

    El Pelado no sólo la ganó en la mitad, sino que puso un pase para dejar solo a Andrés Juárez, quien dio el último toque elegante por arriba del arquero. Fue el segundo tanto que tranquilizó a todos. El equipo cordobés pudo descontar luego de un despeje de Oscar Olguín, porque José Gómez la enganchó de aire, pero el balón se fue pegadito al palo.

    Y de un tiro libre arribó el tercero. El disparo de Lucas Martínez fue impecable, pero Pelloso alcanzó a despejar. En el rebote, armaron una pared entre Martínez y Delclaux y El Niño Terrible sacó un remate rasante sobre la línea. Abel Soriano intentó despejar y la terminó metiendo con toda la impotencia a cuestas. El Súper Depor goleó y se afianza.

TEMAS:

Deportes

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.