access_time 19:21
|
9 de julio de 2007
|
|
GUERRA

En Bagdad siguen matando a civiles

Ayer tuvo lugar otra jornada violenta con más de treinta muertos en la capital de Irak. El sábado, las víctimas llegaron a 150

          Al menos 34 personas murieron ayer en Irak tras varios atentados con coches-bomba y ataques suicidas, apenas un día después de que tres mortíferos ataques dejaran casi 150 víctimas, en una de las jornadas más sangrientas desde el comienzo de la invasión. El más cruento de los ataques fue perpetrado contra un convoy de reclutas, que fue embestido por un camión cargado de explosivos, detonado cuando la caravana se desplazaba por la provincia de Al Anbar, oeste del país.


           Tras la explosión murieron 23 personas y otras 27 sufrieron graves heridas, reportaron fuentes de las fuerzas de seguridad y el Ejército. Fuentes locales manifestaron que los jóvenes habían sido reclutados por el Ejército en Al Anbar, donde los jefes regionales mantienen un acuerdo para combatir la presencia de Al Qaeda en la región, informó la agencia ANSA.


          En tanto, otros dos ataques con coches-bomba dejaron cinco muertos en Bagdad. Las detonaciones suicidas –que dejaron, además, veinte heridos– se produjeron a corta distancia una de otra: la primera, junto a un puente aledaño al parque de Hoerreiya, en el cruce con la ruta principal de Karrada, y la otra, frente a un restorán que en ese momento se encontraba cerrado.


          En ambos casos, la carga fue detonada a distancia, confirmó la policía en Bagdad. Por otro lado, otras cinco personas perdieron la vida y tres resultaron heridas por un disparo de mortero que cayó sobre una vivienda de la capital, informó la agencia DPA. Además, tres hombres armados atacaron ayer en Kirkuk la sede de la Unión Patriótica del Kurdistán, partido del presidente Jalal Talabani. Uno de los atacantes murió en enfrentamientos con los servicios de seguridad del partido, revelaron fuentes locales. Por su parte, el ejército de ocupación estadounidense reportó en un comunicado que un soldado murió el sábado y cuatro sufrieron heridas, tras un ataque con explosivos en la provincia de Salaheddine, al norte de Irak.


          El sábado, más de un centenar de iraquíes murieron en el peor atentado en el país desde abril, mientras que al menos 200 resultaron heridos cuando un atacante suicida se voló por los aires en un camión estacionado en un concurrido mercado de la localidad de Armidi, 115 kilómetros al norte de Bagdad. Ayer, haciéndose eco de la grave situación en el ocupado país árabe, el diario New York Times advirtió en un editorial, titulado The road come (Camino hacia el hogar), que ya “llegó el momento para EEUU de dejar Irak”.


           El texto sostiene, además, que el Gobierno norteamericano invadió Bagdad “sin razones suficientes, desafiando la oposición general y sin un plan sucesivo para estabilizar el país”. En consecuencia, “continuar sacrificando las vidas de los soldados estadounidense sería errado”, previene el matutino. EEUU debe admitir con honestidad que mantener tropas en Irak serviría sólo para empeorar la situación”, concluye.

TEMAS:

El mundo

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.