access_time 13:59
|
14 de agosto de 2006
|
CONTRA LA DIRECCIÓN DE ESCUELAS

En 9 años, crecieron 450% los juicios

Desde 1997, la DGE es responsable de lo que le suceda a los alumnos. Hoy tiene 156 juicios en trámite y en lo que va del año pagó medio millón de pesos. Ya le iniciaron otras 15 causas.

    Un tropezón no es caída. Pero, para la Dirección General de Escuelas (DGE) se está volviendo un dolor de cabeza tener que lidiar con decenas de padres que han visto que la Justicia les ayuda a cerrar un negocio perfecto que les permite llevarse a casa unos buenos miles de pesos.

    Cada vez más alumnos, que se accidentan dentro de las escuelas, están ganando las demandas por daños y perjuicios, ya sea porque se quebraron una pierna, se les cortó un dedo o, simplemente, se les rompió un diente, más allá de que recibieron la atención médica correspondiente. Así, la industria del juicio en el ámbito educativo crece sin parar y en los últimos 10 años estas demandas se incrementaron un 450%, luego de que en 1997 se modificara el Código Civil haciendo responsable al Estado –en este caso a la DGE–, de lo que suceda dentro de las escuelas (ver aparte).

AGUJERO NEGRO.“Se cae un chico y te clavan demandas por incapacidad, daño moral y psicológico. Reconocemos que este es nuestro agujero negro”, expresó a El Sol Dalmiro Garay Cueli, director de Asuntos Jurídicos de la DGE, y contó: “Hay casos de todos los tipos, y juicios impensados hace 10 años. Por ejemplo, un padre nos demandó por 45.000 pesos porque su hijo se cortó la yema del dedo índice. Tenemos que pagarle 24.000 pesos”.

¿GANAR O PERDER? En los registros legales de la DGE, hoy existen 156 juicios en trámite por daños y perjuicios, y en lo que va del año, ya tiene en su contra 15 demandas. Sin embargo, en el 2006 ha tenido que responder con medio millón de pesos a 22 sentencias, aunque las demandas originales habían sido por 1,5 millones de pesos. “Es muy difícil ganar estos juicios. Tratamos que el fallo sólo nos haga pagar 30% de lo que nos demandan.

    El Estado pierde plata, pero al juicio lo miramos desde el monto que reclaman”, expresó el funcionario, quien se mostró empecinado en lograr revertir la situación y que la Corte le dé mayor contemplación a los casos fortuitos (ver aparte). En 1997, se registraron 7 demandas por daños y perjuicios, mientras que, ya en el 2001, esa cifra trepó a los 18 juicios. En plena crisis, en el 2002, la DGE tuvo en su contra 28 causas. Y en todo el 2005 hubo 32 juicios por daños y perjuicios contra esta dependencia oficial, mientras que, en lo que va del año, ya son 15 las demandas.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.