access_time 19:44
|
15 de julio de 2021
|
|
Conectados

¿Cuáles son las claves para lograr un bienestar digital?

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1626388930647bienestar%20digital.jpg

Las tecnologías de la comunicación, internet, los dispositivos digitales y los videojuegos son parte de la cotidianidad de la mayoría de personas en el mundo.

La hiperconexión corre el riesgo de convertirse en un problema de salud entre los más jóvenes sobre todo. Nuestra huella digital –la frecuencia con la que publicamos en las redes sociales o la regularidad con la que revisamos nuestro teléfono a altas horas de la noche– puede contener pistas sobre nuestra salud física y mental, esto denota lo que los expertos en marketing llaman fenotipo digital.

En un estudio reciente con una muestras de unos 1.100 adolescentes españoles, observaron que variables de personalidad como la impulsividad o la inestabilidad emocional están relacionadas con el uso problemático de las tecnologías de las información y la comunicación (TIC).

Hiperconectados

Vivimos en una sociedad hiperconectada, pegados todo el día a dispositivos digitales que modifican nuestros hábitos diarios y, en el peor de los casos, nuestra conducta. La dedicación es cada vez mayor para evitar perdernos cosas o momentos intrascendentes pero a los que damos una importancia mayúscula.

Esto nos anticipa que estamos ante un nuevo paradigma, y no sabemos los efectos que va a tener a largo plazo, porque aún no hay una generación que haya vivido toda su vida bajo esta nueva situación.

Un nuevo concepto

En este contexto aparece la idea de que hay que empezar a plantearse la necesidad del bienestar digital, la forma en la que podemos enriquecer nuestros hábitos sociales, de formación académica y aficiones mediante la tecnología, pero sin que esta llegue a entorpecer estas actividades reales.

Las tecnológicas se suben al barco

Google tiene hasta seis aplicaciones para ayudarnos a no abusar del smartphone y Apple integra en su sistema operativo una función con esta misma intención. Lo paradójico es que las propias compañías tecnológicas muestren interés en solucionar un problema que ellas mismas contribuyen a crear. Y es que desde el mismo proceso de diseño de sitios web, juegos y aplicaciones uno de los objetivos es mantener al usuario conectado el mayor tiempo posible.

Hay signos de alerta que nos indican que puede llegar a ser un problema de salud pública en personas muy jóvenes.


Apps de control parental

Existen muchas aplicaciones para limitar el uso, controlar las horas que se puede estar conectado y ver qué se ha visto, hecho o escrito en internet. Las apps de control parental son necesarias, y las propias autoridades recomiendan usarlas, pero nuestra presencia física también es importante.

Sirven para ser conscientes del problema y del riesgo que corremos, peligro que en el caso de la tecnología está mucho más normalizado que con el tabaco, pero normalmente las usan personas que ya son conscientes del problema.

Ver también: Plataformas digitales: Spotify rompe esquemas con Caso 63



Educar más que fiscalizar

Las investigaciones constatan que la base del uso responsable reside en la alfabetización mediática, que no sólo se basa en el desarrollo de habilidades tecnológicas sino, sobre todo, en desarrollar habilidades sociales, como el trabajo colaborativo o la capacidad crítica para discernir y analizar la información que manejan los usuarios. El control o la restricción a través de una app puede ser sólo una solución parcial de momento.

Family Link

Es una app que permite monitorizar la actividad de nuestros hijos en la red. Hay que instalarla en su teléfono para tener acceso a informes que muestran el tiempo que pasan en cada aplicación, aprobar o denegar la descarga de aplicaciones, establecer límites horarios de uso del dispositivo y definir un intervalo de tiempo en el que el aparato estará bloqueado y no se podrá usar. Además, podemos tener a nuestros hijos geolocalizados. Gratuita. Disponible para Android e iOS.

Tiempo de uso

No es una aplicación, sino una funcionalidad que viene incorporada en el sistema operativo iOS de Apple. Desde la misma se puede establecer un periodo de tiempo en el que no se pueda usar el dispositivo, definir el tiempo máximo que se puede estar conectado a ciertos tipos de aplicaciones, definir cuáles queremos siempre disponibles. Además, con la función En Familia, podemos controlar estos mismos ajustes en el iPhone o iPad de nuestros hijos. Sólo iOS.

Autor: Natalio Emmi Redes: @natalioemmi @damncrew2020 Agencia de Marketing Digital: Damn Crew

 

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.