access_time 06:06
|
15 de noviembre de 2021
|
|
Contenido patrocinado

Convocatoria para el 2º Congreso de Mujeres Sindicalistas, Políticas, de Organizaciones Sociales y Pueblos Originarios

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1636923787558Invitacion-2o-Congreso-Mujeres-17.jpg

Aerá el 20, 21 y 22 de noviembre en el Complejo de Cabañas y Camping que la Asociación Trabajadores del Estado en El Carrizal.

Invitamos a todas las compañeras a participar del 2º Congreso de Mujeres Sindicalistas, Políticas, de Organizaciones Sociales y Pueblos Originarios que ATE y CTA Autónoma Mendoza realizarán el 20, 21 y 22 de noviembre en el Complejo de Cabañas y Camping que la Asociación Trabajadores del Estado tiene en Villa El Carrizal. Serán tres jornadas plagadas de talleres, charlas, debates y simposios centrados en ejes temáticos sobre el empoderamiento de la mujer en las distintas esferas sociales y el desarrollo sustentable de las mismas, mediante la organización y el trabajo conjunto. Una experiencia integradora que contará con la participación de trabajadoras de todo el país y culminará con la elaboración de importantes documentos que luego servirán para ser expuestos en los distintos organismos nacionales e internacionales.

Desde que se organizó la construcción del espacio gremial Mujeres de ATE y CTA Autónoma Mendoza siempre tuvimos como prioridad el empoderamiento de la mujer, llegar a los lugares donde se toman las decisiones y evitar los distintos tipos de violencia en los diferentes ámbitos laborales y sociales. Para ello, pensamos que ayudaría brindar nuestros aportes en la incansable búsqueda de un mundo mejor para todas las familias que hay detrás de cada compañera.

Una de las primeras dificultades que nos encontramos fue buscar la manera de abrir las mentes de las personas que ocupan cargos jerárquicos en las instituciones, donde la mayoría son hombres, para poder hacerles ver y comprender la necesidad de brindarles oportunidades a las mujeres en la apertura de esos espacios institucionales.

Empezamos presentando propuestas al secretario general de ATE Mendoza, Roberto Macho, quien a través del tiempo pudo vislumbrar la importancia de incluir a la mujer en estas estructuras, ya que el mismo gremio está compuesto por un 60% y 70% de compañeras trabajadoras afiliadas.

Este primer paso fue fundamental y gracias a su apoyo y coordinación pudimos empezar a entablar acciones para lograr esa apertura de espacios y cargos para las mujeres. El abordaje de las distintas situaciones problemáticas de las mismas, contribuyó a forjar una mirada distinta y resolutiva, desde el reflejo y análisis de la perspectiva femenina.

Eso provocó un click en el sindicalismo en Mendoza, porque se comenzó a gestar un trabajo conjunto que ayudó a enfrentar un montón de realidades que supimos enfrentar de manera integral.

De esta manera, nuestro gremio y central obrera fueron unas de las primeras instituciones en salir a pelear en las calles por la declaración estatal e inmediata de Emergencia en Violencia de Género, tras los reiterados y numerosos casos que aparecieron en la provincia y el país.

Para la erradicación de todo tipo de violencia tuvimos la oportunidad de elaborar un protocolo al respecto, que luego pudimos presentar y avalar en nuestra entidad sindical y en la Subsecretaría de Trabajo. Esto representó un avance muy importante en la lucha que encabezamos para modificar los paradigmas y estructuras rígidas que las instituciones y ámbitos laborales mantienen en la cotidianidad.

La deconstrucción y construcción de distintos valores, ideas, acciones y situaciones que condenaban a la mujer como un ser postergado en la sociedad, sirvieron como bastión central. Un claro ejemplo puede constituirse en la mayoría de las audiencias paritarias que llevamos adelante frente a la patronal, donde interpusimos la posibilidad de brindarles el tiempo y los protocolos necesarios a las víctimas de violencia de Género en sus trabajos, hogares y demás organizaciones sociales.

La burocracia existente y la infinidad de denuncias que debían realizar culminaban estresando aún más a las trabajadoras. Por eso, logramos licencias especiales que pudimos instalar en las áreas laborales, que rondan entre 30 y 60 días para afrontar estos procesos, los cuales acompañamos con una concreta asesoría legal especializada.

Los buenos resultados obtenidos sirvieron para darnos cuenta que podíamos ir más allá en la defensa irrestricta de los derechos de las mujeres trabajadoras. Así llegó el Primer Encuentro de Mujeres Líderes, con la participación de compañeras sindicales, políticas y de organizaciones sociales. Un congreso que organizamos con el total apoyo de ATE y CTA Autónoma Mendoza, que albergó durante dos jornadas a mujeres de todo el país, quienes se empoderaron tras el abordaje de diferentes contenidos temáticos y situaciones problemáticas. Los disertantes convocados interactuaron con las participantes en el análisis y resolución de crudas realidades, quienes además ofrecieron alternativas y herramientas indispensables para afrontarlas. Fue un encuentro muy exitoso que culminó con la elaboración de un importante documento que luego elevamos a nuestro Consejo Directivo Nacional.

Las mujeres somos capaces de cambiar la realidad. La postergación e invisibilización que sufrimos durante años no coarta el espíritu combativo que generamos. Los aportes construidos de manera colectiva fortalecen la lucha que entablamos contra el sistema patriarcal. Dentro del sindicalismo mendocino nos constituimos como ejemplo de coherencia y perseverancia, sin caer bajo el brazo de ningún partido político, persiguiendo nuestras firmes convicciones de lucha, con una notable independencia y autonomía.

Sentimos la necesidad de ir por más y vamos en esa dirección. Así, organizamos el 2º Congreso de Mujeres Sindicalistas, Políticas, de Organizaciones Sociales y Pueblos Originarios, porque creemos que todas tenemos que sentarnos a debatir sobre las distintas situaciones problemáticas y realidades adversas que hay, tanto a nivel regional, nacional como mundial, que atañen a toda sociedad.

El cambio climático y el paulatino deterioro del planeta en el que vivimos configura un aspecto que las mujeres no podemos dejar pasar. Nuestra perspectiva puede brindar aportes profundos que ayuden a enfrentar la desidia y el egoísmo de los gobiernos de las grandes potencias, que priorizan sus intereses y negocios privados sobre el bienestar y la mejora de calidad de vida del conjunto de las sociedades.

Dicho congreso estará centrado en ejes temáticos publicados por la Organización de Naciones Unidas (ONU) y la Organización de Desarrollos Sustentables (ODS), con metas y objetivos que apuntan a llegar a un 2030 sin pobreza ni hambre, mediante al acceso universal a una vida de calidad y digna.

En este sentido, Salud, Educación, Inclusión, Perspectiva de Género, Infraestructura, Economía y Trabajo serán puntos centrales de los diferentes talleres y charlas debate que contendrá el congreso que realizaremos a fines de este mes.

La pandemia que atravesamos dejó graves secuelas en los distintos ámbitos personales, sociales, laborales e institucionales. La pérdida de seres queridos, el deterioro de las fuentes de trabajo, el aumento de la brecha existente entre aquellos que más y menos tienen, condujo a pensar en el necesario planteo de políticas de Estado que contemplen estas dificultades, brinden contención y herramientas para abordarlas.

Los disertantes elegidos son personas que trabajan de manera activa en los diferentes ejes temáticos planteados, los cuales transitarán de manera simultánea en los espacios dispuestos, para que cada compañera pueda elegir donde participar. Luego se realizarán diferentes recreos para que las personas puedan disfrutar de almuerzos y mediatardes programadas. Mientras el último día se realizará un ágape especial para celebrar la conclusión del encuentro.

Luego, a través de la Confederación Latinoamericana y del Caribe de Trabajadores Estatales (CLATE), con su presidente Julio Fuentes, tenemos pensado elevar los documentos integradores a la ONU.

De esta manera, podremos demostrar una vez más, que desde Mendoza, Argentina, se están desarrollando acciones para que la mujer sea visibilizada en la deconstrucción y construcción de nuevos paradigmas sociales, que colaboren en la resolución de las nuevas realidades que nos toca enfrentar y vivir.

El 20, 21 y 22 de noviembre serán jornadas que ayudarán a pensar acciones concretas y reparadoras sobre estos aspectos destacados. Desde temprano horario de cada día programado saldrán movilidades para trasladar a las compañeras hacia el camping propio que tenemos en Villa El Carrizal, con regresos al culminar cada jornada.

Delegaciones de mujeres de más de 8 provincias ya se anotaron para participar, desde San Juan, San Luis, Chaco, Córdoba, Rosario, Salta, Catamarca, entre otras. Representantes de realidades tan diferentes como enriquecedoras, que ayudarán a plasmar contenidos y acciones más integrales y productivas. La cobertura de traslado, alojamiento y comida estará a cargo de nuestro gremio y central obrera.

Las inscripciones están abiertas y pueden realizarse a través del siguiente link  https://forms.gle/KXRuUboSma483yxBA / y teléfono 2615346934, para todas aquellas mujeres que quieran ser parte de esta construcción colectiva, con mirada crítica y aportes integradores hacia un mundo mejor.

 

 

 

 

 

 

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.