access_time 00:03
|
28 de abril de 2021
|
|
Estrategia

“Childfree” en el marketing

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1619565137639childfree.jpg

La tendencia entre los adultos es ser libre de niños por opción.

Existe una tendencia mundial que no es nueva, es más tiene varios años, pero últimamente ha tomado fuerza en muchos países. Y es la comercialización de productos y servicios que garantizan no incluir niños o familias con hijos pequeños.

Pero antes de entrar en eso, conozcamos más que es “Dinky”:  es un término que surgió en los años 80 y viene de la sigla inglesa para “double-income; no kids” (sueldo doble sin hijos). Identifica a las personas que no quieren ser padres para poder dedicarse exclusivamente a sus carreras laborales y a su vida personal. Hay diferentes razones: ecológicas, poblacionales, o a una dura realidad del mundo

Para las empresas, es un segmento muy interesante y han destinado infinidad de productos y servicios para el mismo: excursiones, cruceros, ropa, autos, etcétera.

Y ahora sí llegamos a los que no desean incluir a los niños o familias con ellos, en muchos servicios.

Las dos campanas de esta mal llamada polémica tienen sus razones: familias con varios niños dicen sentirse “discriminadas” en algunos restaurantes (el caso más cercano en el tiempo fue en uno en España), hoteles o lugares recreativos, donde el ingreso de niños está prohibido.

Ver también: Small Data y su fundamental aplicación para las empresas

Por el otro lado, hay un sector de la población pequeño, pero en crecimiento, ya sean parejas sin hijos o personas que no desean compartir espacios con niños o familias numerosas. La principal razón es el ruido. Por ejemplo: en hoteles durante las vacaciones, en lugares de esparcimiento, aviones, trenes, etcétera.

Existen muchos hoteles que tienen un sector “para familias” y otro para “solteros” o “parejas” donde ninguno de los dos grupos tiene contacto entre sí (por ejemplo: piletas de natación) y garantiza silencio para unos y la posibilidad de que los niños se expresen libremente para los otros.

La compañía Japan Airlines identifica al momento de hacer el check in, visualizar los asientos ocupados por menores de 10 años. Entre otros ejemplos podemos citar que, en 2018, en la isla alemana de Rügen, un restaurante prohibió el servicio a menores de 14 años a la hora de la cena.

En Roma, en el 2016, un restaurante vetó la entrada de menores de cinco años describiendolos como "terrores incontrolables". En Estados Unidas, un restaurante en Carolina del Norte, que en 2017 también limitó el acceso a niños de 5 años, dice haber tenido un "notable aumento en el número de reservas".

Y este es un punto importante, tanto los locales de esparcimiento como hoteles y restaurantes que se han inclinado hacia la implementación efectiva del Childfree, han visto un aumento en su clientela, que gasta más que una familia promedio.

“Si una persona o una pareja está a gusto en nuestro restaurante, gastará más, ya que deseará prolongar su estadía, con lo cual consumirá una segunda botella de vino o un postre. Nuestra experiencia con familias es que comparten platos y muchas veces se rompe vajilla que no cobramos, por cortesía. Así que desde hace años nos hemos enfocado en el segmento que no trae niños a comer”, dijo el dueño del restaurante de Roma.

Por todo esto, resulta un segmento interesante para estudiar, ya sea que somos una Pyme en Mendoza. ¡A tomar en cuenta!

Autora: Alejandra Kindzersky, de Investigación de Mercados – CraneandoT. Para dudas y sugerencias escribir a aleiskind@gmail.com

TEMAS:

empresas

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.