access_time 16:23
|
13 de noviembre de 2009
|
|

Empresas españolas, en problemas

Las dilaciones en la actualización de tarifas en Argentina han puesto contra las cuerdas a empresas como Autopistas del Sol, al borde del cese de pagos, y Metrogas, que podría refinanciar pasivos si sus cuentas continúan en deterioro, según admiten las propias compañías y analistas consultados por Efe

    Las dilaciones en la actualización de tarifas en Argentina han puesto contra las cuerdas a empresas como Autopistas del Sol, al borde del cese de pagos, y Metrogas, que podría refinanciar pasivos si sus cuentas continúan en deterioro, según admiten las propias compañías y analistas consultados por Efe. Ambas empresas, participadas por capitales españoles, no ocultan su delicada situación y comunicaron al, mercado mediante notas oficiales, qué les espera en el corto plazo si el gobierno de Cristina Kirchner no concreta un aumento tarifario. El cuadro más comprometido es el de Autopistas del Sol (Ausol), presidida por el español Gonzalo Ferre Moltó (grupo Abertis) y que desde 1994 y hasta 2020 tiene la concesión del complejo de autopistas integrado por la avenida General Paz y el Acceso Norte a Buenos Aires.
     La compañía, también participada por capitales argentinos e italianos, cerró el tercer trimestre con un patrimonio neto negativo de 10,9 millones de pesos y pasivos bancarios y financieros por 1.223,8 millones de pesos. Según el último balance, en los nueve primeros meses del año, la firma, que desde el 2005 cierra sus ejercicios anuales en rojo, acumuló una pérdida neta de 185,5 millones de pesos. El directorio de Ausol comunicó el martes que resolvió preparar una propuesta de reestructuración de deudas con sus acreedores financieros con el objetivo de “alcanzar un nuevo perfil de la estructura de su financiación, incluyendo los montos de intereses pagaderos el 23 de noviembre”, por nueve millones de dólares. Fuentes de la compañía consultadas por Efe se excusaron de dar detalles de los reportados al mercado, aunque confirmaron que aspiran a conseguir un “buen acuerdo” con los acreedores. Sin embargo, la calificadora Standar & Poor’s le bajó la nota a Ausol y anticipó que volverá a bajarla hasta D “una vez que se materialicen incumplimientos de pago sobre los instrumentos financieros”.
     La deuda financiera de la firma está compuesta por obligaciones negociables (ON) por 152,5 millones de dólares con vencimiento final en el 2014 y otras por 155 millones de dólares que vencen en el 2017. Por su parte, Metrogas, la mayor distribuidora de gas de Argentina y participada por British Gas y Repsol YPF, advirtió esta semana que sus cuentas continuarán en deterioro si el Gobierno no concede una actualización de las tarifas del servicio de gas, congeladas desde hace una década. De continuar tal deterioro, advirtió la empresa en un comunicado, su capacidad de generar fondos podría verse afectada, “debiendo, en tal caso, la sociedad refinanciar su deuda actual u obtener financiación adicional”.
    En los primeros nueve meses del año, la compañía acumuló pérdidas netas por 38,2 millones de pesos, frente a ganancias por 75,9 millones de pesos logradas en igual período del año pasado. La empresa suma pasivos por 1.317,2 millones de pesos y tiene un patrimonio neto de 937,6 millones de pesos. “Era sabido de antemano que estas dos empresas tienen un patrimonio neto muy comprometido”, dijo a Efe Alejandro Vinitzky, analista de la consultora financiera Maxinver. “Son empresas que, en principio, no cuentan con los recursos para afrontar semejantes vencimientos y que van a necesitar proponer algún esquema de renegociación de pasivos”, añadió.
    Otras firmas de los sectores viales y de distribución de gas también están afectadas por la falta de actualización tarifaria, pero su situación no es tan grave. “Hay que ver cuánto hay de genuino en estos reclamos y cuánto de intención de generar alguna presión a nivel político. No es fácil diferenciar estos dos aspectos. Pero no necesariamente por un tema de ajuste de tarifas las empresas tienen que estar en esta situación”, consideró Vinitzky. Directivos de empresas de capitales españoles, incluida Abertis, se reunieron el lunes en Buenos Aires con la vicepresidenta del Gobierno español, María Teresa Fernández de la Vega.
    En el encuentro le hablaron de su “contribución” a la recuperación económica argentina, “no exenta de importantes sacrificios inmediatos, y de la dilatada postergación de legítimas expectativas”. Horas después, De la Vega se reunió con Cristina Kirchner y le trasladó las “preocupaciones” empresariales y los “temas pendientes” que, según le aseguró la presidenta argentina, “están todos en vías de solución”.

TEMAS:

Opinión

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.