access_time 21:15
|
4 de diciembre de 2018
|

Empresarios en contra de la ley que busca prohibir las bolsas de plástico

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1543248377502Bolsas%20de%20plasticos%20supermercados%20(4).jpg

Tras el proyecto presentado por legisladores oficialistas que busca prohibir la entrega y venta de bolsas en súper e hipermercados de Mendoza, directivos de Ecoplas brindaron su postura.

Hace unas semanas los senadores radicales Mariana Caroglio y Diego Costarelli presentaron un proyecto de ley que busca prohibir la entrega y venta de bolsas de plástico en súper e hipermercados de Mendoza. Frente a ello, empresarios responsables de Ecoplas (asociación civil sin fines de lucro, especializada en el tratamiento de plásticos y medio ambiente), llegaron a la provincia para brindar su postura y señalar que la prohibición podría traer complicaciones económicas y laborales al rubro.

La vigencia de la norma, en caso de aprobarse, podría ponerse en marcha en el 2019, por lo que se estima que en un año se podrían dejar de entregar y expender bolsas. Hasta el momento, Godoy Cruz es el único departamento de la provincia que ya aplica la ley.

Los empresarios aseguran que es más fácil prohibir que concientizar

En Mendoza existe una norma que versa sobre el tema, la ley 7319 sancionada desde 2004, que actualmente no se cumple. La misma apunta a que paulatinamente en todos los supermercados e hipermercados de la provincia, comiencen a eliminar las clásicas bolsas no biodegradables por la de material totalmente biodegradable, bolsas reutilizables o bolsas de papel.

“Hemos llegado a Mendoza a fin de lograr un trabajo en equipo y generado desde la conciencia. Pedimos audiencia (aún sin una respuesta concreta) con los promotores del proyecto de ley y, tal como venimos haciendo en todo el país, nos ofrecemos para capacitar a docentes, alumnos y recuperadores urbanos sobre la temática”, comentó Verónica Ramos, gerente de Asuntos Gubernamentales y Comunicaciones de Ecoplas.

Desde la entidad explican que todos los plásticos son reciclables y se pueden hacer una gran variedad de productos, como otros envases, fibras textiles, muebles de jardín, calzado, cerdas de escobillón, perchas y hasta piezas para instalaciones eléctricas.

En Argentina se están reciclando 225 mil toneladas de plástico por año y hay una capacidad ociosa del 50% porque se está separando pocos residuos en el hogar. Se podría reciclar el doble pero para ello es necesario tener una política pública.

“Frente a este panorama, planteamos el uso responsable de los productos plásticos (en general) y, en particular, de bolsas, sorbetes y vasos. Todos los plásticos son reciclables, hay que hacer una recolección diferenciada de la basura”, comentó Mario Tonelli, director ejecutivo de la entidad.

¿El plástico posee beneficios?

Desde Ecoplas aseguraron que el plástico es una materia prima muy valiosa, se conserva el recurso, si se utiliza un material reciclado se está ahorrando un 85% de la energía respecto a si se produce el mismo objeto con materia virgen. Además, se emiten 65% menos de gases de efecto de invernadero.

Por su parte, Alejandra Gómez Quiroga,  diseñadora mendocina que trabaja con el reciclado del plástico, explicó que “cualquier persona involucrada en la industria del plástico va a opinar que prefiere la concientización antes que la prohibición. La realidad es que el plástico de un solo uso genera un problema ambiental enorme, por lo que es necesaria su prohibición”.

Según la especialista, las bolsas contaminan muchísimo, son muy difíciles de recuperar y reciclar porque generan microplásticos: las partículas comienzan a degradarse, van al ambiente y no se pueden recuperar.

Respecto a cuál es la solución hoy para no contaminar, Gómez Quiroga aseveró: “Es necesario un proceso de transformación cultural y de concientización pero, en este caso, el paso a la prohibición está instalado porque la gente ya está informada sobre el tema. Hay un montón de alternativas que no involucra a los plásticos, incluso, que pueden reemplazar a las bolsas plásticas”.

¿Qué pasa si se aprueba la ley?

Hasta el momento, Godoy Cruz es el único departamento de la provincia que ya aplica la ley. En 2016 se puso en marcha, fue en forma gradual y hoy todos los vecinos del municipio conviven con la norma la cual tiene voces a favor y en contra. En ese sentido, ningún comercio puede entregar bolsas, a menos que sean reutilizables.

En caso de la aprobación provincial, desde Ecoplas manifestaron que el mayor perjuicio sería para la industria. “Afectaría a 30 empresas en plásticos de un sólo uso, es decir, dedicados a vasos y sorbetes, 600 empleados directos, 3000 empleados indirectos, distribución, mantenimiento, logística, 600 millones en pérdidas económicas”, comentó Tonelli.

Ahora, si esto se extiende a la prohibición también del uso de bolsas de plásticos los perjuicios serían mayores. “En Buenos Aires las pérdidas fueron significativas, es decir, 1500 millones de pérdidas económicas, 90 empresas cerradas y cerca de 7 mil puestos de trabajo (directos e indirectos). De modo que el camino no es la prohibición sino la concientización”, expresó Horacio Hertel, Responsable de Higiene y Seguridad.

Ante esto, Gómez Quiroga sostuvo: “La industria del pástico genera una facturación enorme por lo que los empresarios deberán invertir más. Hay que pensar en bioplásticos que son materiales similares a los plásticos que no son realizados en base a petróleo o químico, esa es la alternativa”.

Comentarios de la nota

© 2019 Copyright.