Un piloto de acrobacias estadounidense escapó de la decapitación por una cuestión de centímetros, según es posible apreciar en un viral video compartido esta semana en las redes sociales.

Thom Richard estaba en la pista preparado para despegar en el evento de la Fórmula Uno Gold en la carrera aérea de Nevada, Estados Unidos.

De pronto, su motor comenzó a fallar y se vio obligado a apagarlo y señalar a los mariscales que no podía volar.

Sin embargo, el mensaje del piloto de origen sueco no llegó a los otros tres aviones a la espera de la carrera detrás de él.

En un largo mensaje de Facebook, Richard detalló todo el incidente en el que se estaba preparándose para partir en su avión de carreras “Hot Stuff”.

“A unos 20 segundos antes de la caída de bandera verde, el motor no estaba funcionando lo suficientemente bien como para el vuelo, como se puede escuchar en el audio, no tengan en cuenta la carrera”, dijo el piloto.

Apagó el motor, luego recibió una señal del banderillero y abrió el canopy para mostrar que estaba fuera de la carrera.

Richard dijo: “Me sentí seguro de que las comunicaciones habían llegado a las personas adecuadas y esperé a que el personal que me empujara fuera de la pista”.

“Sin embargo, para mi sorpresa, vi al banderillero en la pista agitando las manos sobre la cabeza como si algo estuviera mal”.

“Todo lo que podía hacer en ese momento era esperar que el número siete (centro) las aeronaves me despejara la línea central a mi derecha”.

Afortunadamente lo hizo.

“El impacto fue violento y ruidoso. Su borde delantero izquierdo … impactó mi mano derecha sosteniendo el canopy, a más de 90 kilómetros por hora”, explicó el piloto.

“Una mano reventada es un pequeño precio a pagar. Lo pago. Se va a curar. Aunque es difícil de escribir con una sola mano”.

El video fue publicado en YouTube el 20 de septiembre y ya acumula más de 360.000 reproducciones.