access_time 18:42
|
7 de julio de 2018
|
Ingeniería extrema

Elon Musk envía una cápsula para rescatar a los niños tailandeses

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1530999420485ELON%20MUSK%20THAILAND%20KIDS%20COVER..jpg

Dos de las compañías más importantes de Musk, del campo aeroespacial y transporte terrestre, trabajan en un vehículo de rescate diseñado con piezas de cohetes.

Apenas unos días después de que los ingenieros de SpaceX y Boring Company viajaran a Tailandia para ayudar a rescatar al equipo de fútbol atrapado en el complejo de la cueva de Tham Luang, el CEO Elon Musk dice que están trabajando en un "diminuto submarino del tamaño de un niño" construido con piezas de un cohete Falcon 9.

A principios de esta semana, Musk señaló que estaban considerando un par de opciones, desde perforar agujeros en la cueva, hasta construir un tubo inflable, o algún tipo de cápsula de escape de Kevlar. Desde entonces, dice que su "camino principal" es un submarino construido a partir de un tubo de transferencia de oxígeno líquido (componente de los cohetes Falcon 9) como casco, que sería lo suficientemente pequeño como para caber en la cueva, pero también lo suficientemente liviano como para ser transportado por los buzos hasta la zona en que se encuentran atrapados los niños.

Musk respondió a las preguntas de los usuarios de Twitter diciendo que el vehículo de rescate está "equipado para que un niño o un adulto pequeño minimice el aire libre", con compartimentos para añadir pesos para tener en cuenta la flotabilidad. También señaló que la vaina tiene asas en la parte delantera y trasera, así como conectores de cuatro tanques de aire.

En los tuits más recientes, Musk explicó que el equipo de SpaceX está trabajando actualmente en la cápsula de rescate, y que prevé que estará completa en algún momento de la noche de este sábado o madrugada del domingo, para ser enviada en avión a Tailandia.

Los 12 niños y su entrenador fueron descubiertos vivos por buzos de rescate la semana pasada tras quedar atrapados por las aguas de las cuevas a finales de junio. Mientras los miembros del equipo están a salvo, están en una situación peligrosa. Desde entonces, el oxígeno en la cueva ha descendido considerablemente, y los buzos de la Marina tienen que hacer una peligrosa inmersión de seis horas para llegar hasta la cámara donde están atrapados los niños.

Un buzo, el contramaestre Saman Gunan de la Real Armada Tailandesa, murió el jueves. La cercana temporada de lluvias ha llevado a discusiones en el sentido de que los niños deberán ser sacados uno por uno por los buzos nadando a contracorriente en varios sectores del trayecto hasta la salida.

El vehículo de Musk parece eludir ese plan potencialmente peligroso al sacar a cada niño en una cápsula, eliminando la necesidad de dar a los pequeños jugadores de fútbol un curso intensivo de buceo.

SpaceX es una compañía que construye cohetes espaciales con secciones primarias con capacidad de reingreso controlado y aterrizaje vertical para su posterior reutilización. Se trata de la empresa privada más avanzada de la actualidad en el campo aeroespacial, con misiones cada vez más frecuentes a la Estación Espacial Internacional.

The Boring Company está desarrollando un sistema de transporte terrestre basado en cápsulas capaces de viajar y transportar pasajeros a velocidades superiores a loa 1.000Km/h en el interior de una red de tubos. La firma actualmente está construyendo dos de estos sistemas en las profundidades de San Francisco, California, y Washington.

Elon Musk es el hombre al frente de ambas empresas y es quien por estos momentos concentra la atención tecnológica para tratar de salvar las vidas de los niños tailandeses que mantienen a todo el mundo en vilo.

Por otro lado, esta semana se supo que la FIFA invitó a los 12 futbolistas atrapados a la final de la Copa del Mundo Rusia 2018 en caso de que logren ser rescatados a tiempo para el partido.

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.