access_time 15:30
|
20 de enero de 2019
|
Conmoción en Las Heras

"Ella sufría violencia de género pero no se animaba a denunciar"

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1548004861075portada%20Lili%20Olguin.jpg
"Lili" Olguín presentaba diversas lesiones contuso-cortantes en su cuerpo.

Así lo contaron allegados a la Liliana Ramona Olguín (49), la víctima del femicidio ocurrido en Las Heras. La mujer se encontraba separada desde hace tiempo, pero continuaba viviendo junto a su ex marido, Luis Alberto Sosa (54), con quien tenía cinco hijos. El hombre fue detenido mientras escapaba.

Los vecinos del barrio Espejo de Las Heras no salen de la conmoción que generó el homicidio de Liliana Ramona Olguín (49), quien fue brutalmente asesinada la madrugada de este domingo en su vivienda. Por el hecho de sangre fue detenido su ex esposo, identificado como Luis Alberto Sosa (54), quien fue interceptado por policías cuando se daba a la fuga en una camioneta.

Desde un principio, los detectives tomaron conocimiento de que la víctima había sufrido amenazas y maltratos previos por parte del sospechoso. Esto porque consultaron con familiares de la víctima, quienes dieron cuenta de que había sufrido amenazas y maltratos previos.

Por esa razón, en la tarde, la fiscal de Homicidios Claudia Ríos, a cargo del caso, imputó a Sosa por homicidio agravado por el vínculo y por mediar violencia de género (femicidio) y pasó a la cárcel.

Allegados a Lili, como la conocían sus seres queridos, confirmaron en una charla con El Sol que la mujer padecía maltratos por parte de Sosa. Incluso, en varias ocasiones les recomendaron que denunciara a su ex marido, pero la víctima "no se animaba" porque intentaba "proteger la integridad de su familia", señalaron. 

Los pesquisas revelaron que la mujer presentaba 33 heridas, en su mayoría contusocortantes, en el cuello, el tórax, los brazos y las piernas. Estas lesiones fueron producidas por un hacha de cocina que fue secuestrada, la cual tiene filo en ambos lados.

Además, el cadáver de Olguín presentaba también una gran cantidad de golpes que, al parecer, fueron producidos por los puños del detenido.

Por último, se conoció que Lili trabajaba desde hace muchos años como empleada en la casa del empresario José Millán -falleció el año pasado- el fundador de la cadena de supermercados Átomo y también dueño de la bodega Los Toneles y demás emprendimientos.

La mujer, que tenía cinco hijos con su ex esposo, era "muy buena y trabajadora", según contaron personas cercanas a ella.

El hecho 

La información sostiene que el caso se registró alrededor de la 1 cuando un llamado alertó a línea de emergencias 911 sobre una mujer sin vida en un domicilio de calle 3 de Febrero 872, que había sido atacada por su ex marido tras una discusión.

El personal policial se desplazó hasta la escena y encontraron el cuerpo de Olguín sobre un charco de sangre. Los vecinos les indicaron a los efectivos que habían escuchado gritos y corridas. Además, observaron como Sosa abordó su camioneta Suzuki Grand Vitara y salió a toda velocidad del lugar.

Debido a eso, se le dio intervención a personal de la División Homicidios, de Investigaciones, quienes, cerca de las 2.30, consiguieron interceptar al sospechoso cuando circulaba sobre la ruta 52, a pocos metros de la ex fabrica Minetti.

El hombre fue aprehendido y se lo trasladó en una movilidad a la Comisaría 56ª, donde permanece alojado a la espera de que se resuelva su situación procesal.  

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.