access_time 09:33
|
19 de marzo de 2017
|
Crisis

El viejo método al que recurren los venezolanos para conseguir comida

<p>En las g&oacute;ndolas de los supermercados los productos escasean y la poblaci&oacute;n tiene que hacer malabares para poder sobrevivir.</p>

En Venezuela las cosas ya no tienen precio. Tienen valor de uso y de cambio. En las góndolas de los supermercados los productos escasean y la población tiene que hacer malabares para poder sobrevivir a la terrible crisis en la que está inmersa el país, con una inflación record y faltantes de medicamentos en todos los hospitales.

Por eso Keika, un ama de casa que vive en Trujillo y que tenía que ingeniárselas para dar de comer a su familia, decidió tomar cartas en el asunto y publicar en internet algo que ella sí tenía y que quizá alguien necesitaba para así conseguir lo que ella requería.

Sí, Keika recurrió al trueque: colgó en la red una pasta dental y la ofreció a quien pudiera darle harina de maíz precocido para cocinar. Si bien el dentífrico es más barato que la harina, escasea más, por lo que se transformó en uno de los ítems más requeridos del país, 

 Así, Keila cambió 4 dentífricos a un precio de 22 bolívares cada uno, por dos paquetes de harina, cuyo valor total es 36 veces más caro.

Pero ella no es la única. Son miles las personas que crearon páginas y abrieron cuentas en redes sociales para hacer trueque y dar con lo que precisan para el día a día.

 






 

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.