El Gobierno presentará el "listado actualizado" de vacunados en Mendoza
access_time 15:56
|
16 de octubre de 2009
|
|
BOLOGNEZI, EL JUICIO

El video de la estación La Jirafa no muestra ninguna evidencia sobre el crimen del Kote

Se observó ayer la filmación de entre las 7 y las 9 del día del hecho. El suceso ocurrió a las 6.

Durante dos horas, el tribunal y las partes estuvieron expectantes. No le quitaron los ojos de encima al televisor. Querían observar si en el video de las cámaras de seguridad de la estación de servicio La Jirafa se observa alguna secuencia de cómo mataron a José Luis Kote Bolognezi el 14 de setiembre del 2002. Pero fue imposible. Nada se vio al respecto, aunque algunos consideraron sospechoso el accionar de los empleados de la expendedora de combustible. De todas maneras, la cinta comienza a las 7 y, a esa hora, Bolognezi yacía tirado en el baldío y ya estaba sin vida, porque el hecho ocurrió minutos antes de las 6.


     Es decir, la secuencia de cómo golpearon a José Luis y luego lo mataron nunca podría observarse en esa filmación debido a los horarios. Sin embargo, para el representante de la querella, Alfredo Guevara, las cintas son elocuentes y le asombra la actitud que tuvieron a esa hora los empleados de La Jirafa y también uno de los trabajadores del lubricentro ubicado enfrente de la estación y al lado del baldío donde apareció la víctima. De acuerdo con lo que se pudo apreciar en las grabaciones, Guevara hizo notar que “fue extraño” cómo los estacioneros miraban constantemente a la escena del crimen y, además, cómo el joven que cumplía sus labores en el lubricentro se cruzó más de una vez hasta La Jirafa para dialogar con los empleados del lugar.


    Esto le asombra a Guevara teniendo en cuenta los horarios. Sucede que a esa hora, nadie sabía lo que había ocurrido, porque la policía recién fue informada minutos antes de las 9. Según lo que surgió en estos dos meses en los que se ha desarrollado el juicio oral y público, quedó acreditado que el cuerpo del Kote permaneció tirado en el descampado por más de dos horas sin que nadie diera aviso a las autoridades policiales. ¿Si a esa hora (entre las 7 y las 8) nadie sabía nada, por qué la atención de los empleados de La Jirafa estaba centrada en el baldío? Esa es la pregunta que se realiza Guevara y que, difícilmente, alguna vez pueda responderse.


     Lo que sí está claro es que no se ve absolutamente nada sobre cómo terminaron con la vida del joven de 19 años, y esto no hace más que beneficiar a los dos acusados del hecho, Abdo Girala y Carlos Metralleta Pérez. Los dos están sentados en el banquillo, respondiendo por el delito de homicidio en agresión y arriesgando una condena de seis años de prisión como máximo. La semana que viene se terminará de ver el video que ayer comenzó a reproducirse y, posiblemente, luego se incorporarán por lectura los demás testimonios que restan en el proceso.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.