access_time 07:52
|
14 de febrero de 2020
|
|

El valor de un sistema justo

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1581677552070Nepotismo.jpg

Tras décadas de desidia, oportunismo y de mirar para otro lado, llegó la reacción oficial. Hace poco tiempo comenzó a esbozarse un cambio sobre la concepción del “Estado bobo”, con el inicio de un freno y ajuste necesarios, por ejemplo, cerrando el grifo a los nombramientos a dedo.
Sin dudas, se trata de un gran paso, con un largo camino por recorrer, en pos de la equidad, la justicia y la transparencia, y, sobre todo, en honor al mérito, por fuera de todo amiguismo y conveniencia política. De ahí la importancia de poner en valor un sistema que esperó años en comenzar a aceitarse, mientras las plantas de personal no dejaban de crecer. Si hay algo que las actuales leyes dejan en claro, también en la designación de cargos políticos, es que debe haber idoneidad objetiva. Y la única forma de comprobarlo es con un concurso. Solo así se podrá crecer y desarrollar, de la mano de ciudadanos capaces y comprometidos en la función pública.

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

© 2019 Copyright.