access_time 12:39
|
5 de diciembre de 2006
|
|
REELECCIÓN PRESIDENCIAL

El triunfo de Chávez calmó a Venezuela

El tercer respaldo presidencial a Hugo Chávez motivó un rápido reconocimiento de la derrota por parte del opositor Manuel Rosales. Hubo una jornada ejemplar de asistencia

         Venezuela amaneció ayer en calma y con Hugo Chávez ratificado en el poder, tras una jornada electoral ejemplar en asistencia y comportamiento, incluido el rápido reconocimiento de la derrota por parte del candidato opositor Manuel Rosales. Las calles y plazas de Caracas y otras ciudades estaban prácticamente desiertas debido al día feriado que empresas privadas e instituciones públicas decretaron y a la suspensión de las clases. Escrutado casi 80 por ciento de los votos, Chávez ganó con alrededor de 61 por ciento, cifra que vaticinaba la mayoría de los sondeos, los que también anticiparon una caída de la abstención a 25 por ciento.



        En las elecciones presidenciales de 1998 y del 2000 y en el referendo presidencial del 2004, todos ganados por Chávez con 56, 59 y casi 60 por ciento de los votos, respectivamente, se registró un promedio de ausentismo electoral de 36 por ciento. El respaldo de los electores a Chávez se incrementó a 61,35 por ciento en las elecciones del domingo, según el escrutinio de 78,31 por ciento de los sufragios. Rosales obtuvo 38,39 por ciento.


FUERTE RESPALDO.


       El proyecto de Revolución bolivariana rumbo al socialismo del siglo XXI contra “el diabólico capitalismo imperialista” de Estados Unidos encontró respaldo electoral en todos los estados del país, incluido el petrolero del Zulia, en el que Rosales era gobernador, cargo que reasumirá próximamente. El mapa político nacional ha quedado “rojo-rojito”, según el eslogan que mejor caló y que Chávez repitió insistentemente el domingo ante miles de sus partidarios, quienes recibieron el resultado electoral bajo una pertinaz lluvia frente al Balcón del Pueblo del palacio presidencial de Caracas, que se iluminó con fuegos artificiales.



        Chávez anunció allí que profundizará su revolución, declaró la guerra a muerte a la corrupción y dedicó su triunfo al independentista caraqueño Simón Bolívar, “al pueblo cubano y al presidente (cubano) Fidel Castro, hermano, camarada, compañero”. También sostuvo que los venezolanos han “dado una lección de dignidad al imperialismo norteamericano” y exhortó a quienes votaron en su contra “a sumarse a la construcción de la patria nueva”.



          Al respecto, Rosales lo exhortó a “leer bien” el resultado y a tomar en cuenta el peso que representa que casi cuatro de cada seis electores se pronunció contra el “castro-comunismo” que le endosó con lenguaje de guerra fría durante la campaña electoral. Con el porcentaje escrutado, el partido Movimiento V República (MVR), de Chávez, se consolidaba como la más poderosa organización política nacional, seguido por el partido Un Nuevo Tiempo (UNT), de Rosales. El MVR le aportó a Chávez cerca cuatro millones de votos, 40,93 por ciento de lo sufragios contabilizados.



       Paralelamente, de las 43 agrupaciones políticas de la coalición de Rosales, el socialdemócrata UNT y el centroderechista Primero Justicia (PJ) fueron los que más respaldo obtuvieron. UNT consiguió 1,3 millones de votos (13,48 por ciento) y PJ, 1,18 millones (12,24 por ciento), lo que los coloca en segundo y tercer lugar, respectivamente. Los tradicionales COPEI (democristiano) y Acción Democrática (AD, socialdemócrata), que se alternaron en el poder durante el medio siglo anterior a la irrupción de Chávez en la política, prácticamente han desaparecido.



      COPEI aportó a la candidatura de Rosales 214.514 votos (2,21 por ciento del total de votos escrutados), mientras que, oficialmente, AD no se presentó a los comicios, aunque buena parte de sus militantes se decantaron por el partido del gobernador de Zulia.

TEMAS:

El mundo

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.