access_time 21:37
|
2 de diciembre de 2009
|
|
SEGUNDO JUICIO POR LA MUERTE DEL ADOLESCENTE

El testigo presencial señaló a dos de los imputados como homicidas de Manzur

Se trata del joven que en el primer debate no se presentó. Dijo que fue amenazado de muerte y que tiene miedo de ser atacado.

   Temblando de miedo ingresó a la sala y se sentó en la silla de los testigos. Con la voz entrecortada, comenzó a detallar cada uno de los martirios a los que se debió someter una vez que declaró en la Oficina Fiscal como testigo presencial del crimen de Emir Manzur. Y una vez que llegó el momento de señalar a los acusados, se puso a llorar. Así, con lágrimas en sus ojos, aseguró que Francisco David Delaguarda Torres fue el autor del disparo mortal, mientras que su hermano Ezequiel Rodríguez Torres también participó en el hecho. Por otro lado, confesó que no identificó a los demás partícipes del caso y que un policía de Investigaciones lo obligó a incriminar a dos personas que él no había visto.

   Además, el testigo protegido –a pesar de que declaró a metros de los imputados y hasta fue nombrado por su apellido– rectificó lo sabido del hecho hasta el momento, afirmando que el disparo ingresó por el lado del asiento del acompañante del Peugeot 306 donde se movilizaba la víctima junto a David Traico. El relato del joven, quien en el juicio anterior no se presentó a declarar por temor a represalias, causó alivio en los abogados querellantes y la familia del chico asesinado, que terminó llorando una vez finalizada la jornada. Incluso, hasta el fiscal de Cámara, Javier Pascua, se emocionó una vez finalizada la declaración. De esta forma, se inició en la Segunda Cámara del Crimen el segundo juicio por la muerte del joven de 19 años, el 20 de diciembre del 2007 en el barrio Pedro Molina IV de Guaymallén. El tribunal está conformado por Roberto Yanzón, José Valerio y Exequiel Crivelli. En el primer debate, los acusados habían sido absueltos, pero la Suprema Corte ordenó un nuevo debate por encontrar serias irregularidades en el proceso.

   TESTIGO PROTEGIDO. Ya habían pasado algunas horas de juicio cuando llegó el momento de que declarara el joven que presenció en vivo el ataque. Su temor era notorio y no quería ingresar al recinto, aunque finalmente lo hizo. Así, una vez que se sentó en la silla de los testigos, mencionó las amenazas de muerte y los maltratos que habría sufrido una vez que denunció el caso en la Oficia Fiscal Nº9. “Dije lo que vi, porque supuestamente era testigo protegido. Pero a tres días de declarar, todo trascendió y comencé a ser amenazado de muerte. Aguinaga –por el ex Ministro de Seguridad– me aseguró protección y una casa nueva, aunque nunca recibí nada de eso”, comentó. Posteriormente, explicó con lujo de detalles cómo ocurrió el suceso. “Estaba tomando una gaseosa con mi papá cuando llegó un auto que se estacionó a unos 80 metros.

   Del asiento del acompañante se bajó un joven que fue a una casa. A los cinco minutos, ese chico salió discutiendo y se subió al auto. Allí aparecieron dos personas que se colocaron uno del lado del acompañante y otro del lado del conductor. Luego vi el fogón y el auto salió rápido”, explicó el testigo, quien aclaró que, minutos después, se enteró que uno de los chicos había fallecido. El joven que observó todo aseguró que ambos agresores estaban armados con pistolas “parecidas a la de los policías” y que conocía a los dos. Por lo tanto, identificó a Delaguarda Torres como el autor del disparo asesino y a Rodríguez Torres como partícipe del hecho. En cuanto al resto de las personas que estuvieron en el ataque, no las pudo reconocer.

   Antes de esta testimonial, habían declarado el padre y la madre de la víctima, quienes explicaron cómo se enteraron de la muerte de su hijo y cuál era la relación con David Traico. Este joven era quien lo acompañaba en el momento del homicidio y declaró luego. Sin embargo, su testimonio fue sumamente confuso y se contradijo en varias ocasiones, a tal punto que los abogados defensores llegaron a preguntarle si “estaba mintiendo a propósito”. El debate continuará hoy con la declaración de más testigos, aunque no se descarta que pueda haber sentencia.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.