access_time 11:47
|
21 de septiembre de 2006
|
|
HUMOR

El sueño roto

Reflejo de la frustrada subasta de un cuadro de Picasso

    Sabido es que Picasso es uno de los grandes de la pintura universal de todos los tiempos; algunos dicen que él, junto con nada menos que Miguel Ángel Buonarotti, son los que más han influido en la historia del arte mundial. Pablo tiene algunas curiosidades, por ejemplo, su nombre: su nombre completo era Pablo Diego José Santiago Francisco de Paula Juan Nepomuceno Crispín Crispiniano de los Remedios Cipriano de la Santísima Trinidad Ruiz Picasso.

    Cada vez que firmaba necesitaba un bibliorato. Una vez se hizo hacer un sello con su nombre y se lo llevaron en un camión con acoplado. Otra curiosidad es que usaba el apellido de su madre, Picasso, y no el de su padre, Ruiz. Los cuadros de Picasso son los más cotizados del mundo. Seguramente Pablo habrá cometido alguno papelón en su vida, eso es seguro, porque todos cometemos papelones, algunos trágicos, otros sonrientes, otros que nos hacen poner colorados durante meses.

    Pero tal vez ninguno como el que le ocurrió hace dos días a Steve Wynn, un poderoso magnate de Las Vegas que sacó a subasta uno de los cuadros más codiciados de Picasso El sueño y logró que otro magnate coleccionista se lo comprara en la subasta por 139 millones de dólares. El precio más alto que se haya pagado por una obra de arte. 139 millones de dólares al cambio actual son algo así como 517 millones de pesos. Uno no puede ni siquiera imaginar la existencia de esa cantidad de plata y pensar que otros la tienen y deben tener mucha más si invierten ese toco en comprar un cuadro.

    Pues bien, acá viene el papelón, Steve antes de entregar el cuadro a su comprador se lo quiso mostrar bien de cerca a algunos de sus amigos. En un momento dado, levantó el brazo para mostrar un detalle del cuadro y al bajarlo le dio un codazo a la tela y la rompió. Todos se quedaron callados, pero todos pensaron lo que usted está pensando en estos momentos: ¡qué pelo…!. Por supuesto, la venta no se hizo, Steve trató de tapar el agujero con el dedo pero el comprador no se lo tragó así que chau venta, chau 139 millones. Ahora a Steve sus amigos lo conocen por otro nombre, le dicen media, porque sólo sirve para meter la pata; remo, porque es pa bote, y sincero, porque tiene cara de salame pero no miente. Chau, se la sigo la próxima.

TEMAS:

#Humor

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.