access_time 17:16
|
6 de octubre de 2009
|
|
PERMANECE CONECTADO A UN RESPIRADOR ARTIFICIAL

El sobrino del titular de la Corte está en coma y el fiscal imputó a los acusados

Los médicos no pueden sacarle la bala de la cabeza. El mayor de los sospechosos declaró y continúa detenido. El menor quedó a disposición de la Justicia Penal de Menores.

Nicolás Zawel Nanclares (22) continúa internado en gravísimo estado luego de recibir un disparo de arma de fuego en la cabeza, cuando perseguía a dos sujetos que habían tenido problemas con un amigo suyo. Hasta el cierre de esta edición, el joven permanecía internado en terapia intensiva con coma farmacológico, tal como confirmó el director del Hospital Central, José Miguel Ascar.


     Por su parte, los dos detenidos que tiene la causa –uno menor de edad– fueron imputados por el fiscal especial Daniel Carniello, quien lleva adelante la instrucción del caso. La acusación que recayó sobre los sospechosos fue homicidio agravado en grado de tentativa. El mayor de los aprehendidos fue indagado ayer por el magistrado. Por su parte, el menor quedó a disposición de la Justicia Penal de Menores. Según fuentes de la pesquisa, Carniello realizó allanamientos ayer en busca de otras personas que habrían estados con los acusados, aunque no hubo novedades sobre más capturas.


    LARGA ESPERA. Desde que el joven fue atacado brutalmente por dos sujetos que se movilizaban en moto, fue trasladado a un hospital y toda la asistencia médica fue seguida de cerca por sus familiares. Primero fue en el Hospital El Carmen y luego lo derivaron al Central, donde quedó internado en horas de la tarde luego de que le encontraron una bala en la cabeza. Ayer, sus allegados aguardaban la evolución en los pasillos de terapia intensiva.


     Con profundo dolor y angustia, la madre del joven, María Luz Nanclares dialogó unas palabras con El Sol y expresó “estar sumamente shockeada por el episodio”. “Estoy muy mal. No puedo ni hablar. Nicolás está grave. Sigue todo igual que ayer. No le pueden sacar la bala de la cabeza y su estado es delicado”, comentó, con la voz entrecortada, la prima del presidente de la Suprema Corte, Jorge Nanclares. Luego, la mujer afirmó: “Los médicos nos han dicho que hay que esperar a su evolución en las próximas 48 y 72 horas. Del hecho no sabemos nada”.


     Según afirmaron desde el centro asistencial, Zawel Nanclares fue inducido a coma farmacológico y en horas de la mañana intervenido quirúrgicamente. “En la operación se logró liberarlo del hematoma que tenía en la cabeza. Eso fue muy importante porque un daño secundario podía agravar más la situación con respecto al daño primario que tenía por la bala”, explicó Ascar. El facultativo agregó que “el paciente está sedado e inducido a un coma farmacológico”. “Hay que esperar unas 72 horas para ver su evolución. Por ahora está conectado a un respirador. Su estado es muy delicado pero hay que esperar”, concluyó Ascar. Por la tarde, el ministro de Seguridad, Carlos Ciurca, fue hasta el hospital junto al jefe de Gabinete, Eduardo Bauzá, y se interiorizó sobre el estado de salud de la víctima. Fue recibido por el padre de Nicolás, Eduardo, e intercambió opiniones junto al jefe de terapia intensiva.


 LA CAUSA JUDICIAL. Mientras el joven sigue internado, la Justicia intenta esclarecer qué fue lo que realmente pasó la madrugada del domingo. Ayer, el fiscal Carniello indagó a los dos detenidos e imputados que tiene el caso. El mayor de ellos –tiene 18 años– habló ante el magistrado y continuó incomunicado. Asimismo, fuentes judiciales afirmaron que “no se podían dar a conocer los detalles del relato del sospechoso”, aunque trascendió que aportó datos que ayudarán a la investigación. El menor de los acusados quedó inmediatamente a disposición de la Justicia Penal de Menores.


     En la tarde del domingo ya había declarado el amigo del joven herido, quien fue el que mantuvo la discusión con los sujetos a la salida del boliche Omero. No obstante, será citado otra vez para ampliar su relato. “Hablamos horas después del hecho y es una cosa lo que te puede decir ahí, con lo que pueda explicar ahora”, afirmó uno de los sabuesos. De esta forma, la causa sigue como homicidio agravado en grado de tentativa y no se descarta que en las próximas horas haya novedades.


 ELCASO. El ataque hacia Zawel Nanclares ocurrió el domingo cerca de las 6.30, en Sarmiento al 2.200 de Las Heras. Minutos antes, el joven llegaba a su casa del barrio Mariano Moreno cuando observó a un amigo suyo discutir fuertemente con dos pibes que se trasladaban en una moto. “El chico había ido a Omero y había peleado con estos sujetos a la salida del lugar. El motivo sería una típica pelea de boliche”, dijo una fuente policial. Lo cierto fue que cuando Zawel se disponía a estacionar su VW Gol, los agresores escaparon en la moto. Ante esto, el sobrino de Jorge Nanclares y su amigo decidieron salir en persecución, al mismo tiempo que habrían intercambiado insultos y amenazas.


     En la dirección antes mencionada, uno de los acusados le habría disparado al conductor hiriéndolo de gravedad en la cabeza y ocasionando que protagonizara un accidente vial. La víctima quedó malherida y fue llevada al Hospital El Carmen para luego ser trasladada al Central en horas de la tarde, cuando con una tomografía computada confirmaron que el plomo estaba alojado en la cabeza y no se lo podían sacar.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.