access_time 23:57
|
17 de diciembre de 2020
|
|
Fin de año

El síndrome del trabajador quemado toma relevancia en esta época del año

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1608237394494Burnout.jpg

Agotamiento intenso, falta de energía, ausencia de realización personal y muchos otros factores dan origen a un síndrome Burnout potenciado por el Covid 19.

Cuando va finalizando el año los trabajadores llegan cansados, agotados, estresados en muchos casos y las Fiestas, no en todos los casos pero sí en muchos, potencian esa situación con el aliciente que después llegan las vacaciones.

Este 2020 será claramente recordado por todo lo que sucedió: situaciones altamente estresantes, tristes, preocupaciones por demás y una infinidad de hechos causados por la pandemia, que aún no finalizó, y que coloca al síndrome Burnout (trabajador quemado) también como un protagonista del año.

¿Qué es el famoso síndrome Burnout?

Lo que se conoce como el Burnout o "estar quemado" es mucho más preocupante que lo que parece. En el período actual de cuarentena los problemas se agudizan: el home office para algunos, la soledad para otros, los jefes y su adaptación al no contar con los empleados bajo el mismo techo, los chicos encerrados, las tareas escolares, la comida, el uso del tapabocas, el miedo a contraer la enfermedad y el encierro, por solo nombrar algunos factores, se transformaron en un cóctel ideal para el “burnout”.

Ver también: Cómo es la relación de los argentinos y sus jefes en las redes

Diversos estudios confirman que este fenómeno afecta más a las mujeres que a los hombres. También son más susceptibles a padecerlo personas sin pareja o con poco apoyo familiar. Además, suele aparecer en los primeros años del desarrollo profesional de los trabajadores. Por ello, las estadísticas revelan que el porcentaje de empleados jóvenes con síndrome del trabajador quemado es mucho más elevado que en los mayores de 35 años.

Síntomas básicos de pacientes con Burnout:

•Agotamiento intenso, con una sensación enorme de falta de energía.

•Desapego por el trabajo y todo lo relacionado con el mismo.

•Baja o nula autoeficacia y sensación de ausencia de realización personal.

Todo esto se asocia, frecuentemente, con ansiedad, hostilidad, ira, depresión o tristeza. Además, se produce una alteración del comportamiento, abriendo paso a hábitos tóxicos.

Ver también: Argentina: crece el temor a perder el empleo

"Es importante señalar que todos los inconvenientes e incertidumbres que tuvimos que atravesar y que continúan sucediendo generan un caldo de cultivo muy especial para el burnout. Este es un síntoma que venía creciendo en Argentina y en el mundo y que claramente la pandemia agudizó”, explicó Alexandra Manera, directora de Recursos Humanos del Grupo Adecco Argentina & Uruguay,  y agregó: “Los niveles de estrés y ansiedad se han disparado y es algo que nos ha pasado a todos. En cierta forma puede decirse que  el Covid-19 ha tomado las riendas del mundo tal como lo conocíamos y nos ha desestabilizado un poco a todos", agregó.

 

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.