access_time 14:37
|
29 de agosto de 2006
|
|

EBER CARLOS LUDUEÑA

El símbolo de los rústicos

El ya retirado lateral derecho del fútbol argentino pasó por la provincia y habló de todo con la prensa: su frustrado pase a Godoy Cruz, la posibilidad de ser técnico y su opinión sobre Alfio Basile.

    El pergaminense Eber Carlos Ludueña (personaje encarnado por el actor Luis Rubio) pasó por la provincia, dialogó con la prensa y agregó historias de fútbol que llenan de placer a los amantes de la pierna fuerte y la pelota en el aire. Como es costumbre, jugando o hablando, el famoso lateral derecho que vistió siempre la casaca número 4 hizo mucho ruido. “Este es el primer viaje que hago a la tierra del sol y el buen vino. No me tocó venir a jugar algún Nacional, pero me hubiese gustado.

    En una época me sondearon para venir a jugar en clubes como Godoy Cruz, pero no llegamos a un arreglo, mis pretensiones eran altas. Quería un auto nuevo y me ofrecieron un Taunus 2.3 SP muy gastador”, indicó el rústico más querido del fútbol argentino. Eber explicó que su regreso a las canchas estuvo cerca de concretarse el 4 del 4 del 2004,“mí número, mí día”, pero que voces en su contra impidieron el sueño de vestir la camiseta de su amado Douglas Haig de Pergamino.“Yo quería ser suplente, con estar sentado un rato en el banco ya volvía a vivir y reeditaba mis grandes momentos”.

   El rubio ex defensor, hoy estudiante de periodismo deportivo, anhela poder ser director técnico. Ludueña DT explica cómo sería con sus equipos: “Pondría un planteo mezquino, con dos líneas de cuatro, un jugador en el medio y otro arriba, pero ojo, el que está arriba no se despreocupa, baja, colabora, roba pelotas, muerde y se tira a los pies. Si hay que trabar con la frente, lo hacemos”. Con respecto al entrenador de la selección nacional, Alfio Basile, Eber aclaró que “me gusta su glamour, su peinado, sus cigarrillos negros, es amante del buen whisky.

    El Coco es un ídolo, un grande y esperemos que me convoque en su equipo de trabajo”. Una deuda pendiente del jugador es el gol:“El único arco que emboqué fue el de Desaguadero”. Sobre un modelo de jugador en la actualidad que lo haga acordar a su época de futbolista, Eber explica:“me gusta la fiereza del Cata (Daniel) Díaz. Es un gran jugador, grandote y tiene un agregado: es bien feo y entonces el delantero lo piensa dos veces antes de enfrentarlo”. Ludueña, un auténtico cirujano pincha pelota.

TEMAS:

Deportes

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

Últimas noticias

© 2019 Copyright.