access_time 15:04
|
4 de noviembre de 2019
|
Vida saludable

El secreto para bajar de peso: ¡Acelerá tu metabolismo!

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1572818197903tapa.jpg

Es posible lograrlo poniendo en práctica simples hábitos saludables.

El metabolismo es un conjunto de procesos tanto químicos como físicos del organismo y que se encuentran relacionados con la digestión, la temperatura, la respiración y la circulación. Si se quiere acelerarlo para perder peso con más facilidad, es posible lograrlo siguiendo algunas pautas saludables. Así es que si se busca estar en forma para la próxima temporada de verano, nada mejor que tomar nota de estos tips naturales.

Beber agua

Con este sencillo hábito tan recomendado por los médicos y que tanto cuesta cumplir, es un acelerador excelente del metabolismo. Ir bebiendo pequeños tragos de agua a lo largo de todo el día desde el momento en que uno se levanta y en ayunas, hasta que la hora de ir a dormir, mantiene al organismo con un metabolismo estable. Además se eliminan toxinas y se evita la acumulación de líquidos.

Pata aquellas personas a las que les cuesta mucho beber agua se le puede añadir un poco de jugo de limón y tomarla caliente o fría según guste. Y por supuesto, ¡ir siempre con la botella al lado y así no se olvidará jamás ingerir el agua!

Combatir el sedentarismo

El sedentarismo es el peor enemigo del metabolismo. Las horas que se pasan frente a la computadora o la televisión y los trabajos de oficina, agravan esta situación. Por eso hay que proponerse levantarse de la silla cada media hora un par de minutos para moverse un poco o hacer algún estiramiento. Aunque parezca algo insignificante, va a repercutir positivamente en el metabolismo. Tampoco hay que olvidarse hacer dos o tres veces a la semana ejercicio de intensidad media o alta.

Descansar bien

Aunque a lo largo del día hay que mantenerse activos, al llegar la noche, hay que tener un descanso suficiente y de calidad. Y es que el organismo sigue unos biorritmos marcados por la luz del sol y desde que anochece baja el ritmo para activarse otra vez al amanecer.

Si se sufre de insomnio lo mejor es practicar meditación o relajación una hora como mínimo antes de acostarse. Hay que procurar no estar rodeado de aparatos electrónicos ya que alteran el sistema nervioso dificultando el descanso nocturno.

Comer varias veces al día

Las personas que tienen un metabolismo basal lento deberían comer cantidades pequeñas pero durante varias veces al día. Así deben realizarse cinco comidas cada día con alimentos saciantes y nutritivos, pero sin quedarse demasiado llenos. Con estas comidas junto con el agua que se irá bebiendo con el estómago vacío, el metabolismo se va a mantener constante durante toda la jornada.

Condimentar con especias

La especias utilizadas en la cocina con unas activadoras excelentes del metabolismo. Se recomienda consumir cada día pimienta de cayena, uno de los mejores estimulantes del organismo, además de favorecer la producción de jugos gástricos, de quemar más calorías y de conseguir mayor calor corporal. Hay que empezar a consumirla poco a poco para que no se irrite el tracto digestivo. Se debe comenzar con una pizca e ir aumentando de manera progresiva la cantidad.

El jengibre es perfecto para condimentar pescados, carnes, postres, limonadas y batidos al ser estimulante, diurético y digestivo. La canela, especialmente la de Ceilán, es digestiva, estimulante y mejora la circulación.

Optimiza tu balance hormonal

Hay varias hormonas que juegan un papel importante en el mantenimiento del metabolismo y si sus niveles no son los correctos podemos sufrir enfermedades como el hipotiroidismo, que contribuyen al aumento de peso.

Hormonas como la del crecimiento o la testosterona son responsables de proporcionar energía al cuerpo y construir músculo y, si su presencia no es la adecuada, la persona se puede sentir cansada y, además, engordar más de la cuenta por mucho que cuide su dieta.

En las mujeres, los cambios hormonales relacionados con la menopausia, que aparece en torno a los 50 años, hacen que se acumule más grasa en la panza y que sea más difícil eliminarla. Sólo el ejercicio físico puede ayudar a las mujeres a no engordar pasada una edad, sin necesidad de cambiar radicalmente la dieta.

Priorizar la ingesta de proteínas

El cuerpo tarda más tiempo y necesita más energía para descomponer y digerir la proteina que para procesar otros nutrientes. En concreto, el organismo gasta en torno al 20 o el 30% de las calorías que aportan las proteinas en digerir estas, en comparación al 5 o 15% que necesita para procesar la grasa o los carbohidratos.

Como en todo lo que respecta a la dieta, los excesos no son recomendables, pero al contrario de lo que ocurre cuando se comen carbohidratos que enseguida se almacenan en forma de grasa, el exceso de proteínas sirve para formar músculo, lo que a su vez acelera el metabolismo. Así que no está de más que en la dieta se tenga la suficiente cantidad de carne, pescado, legumbres, huevos, queso y frutos secos.

Comentarios de la nota

© 2019 Copyright.