access_time 08:22
|
9 de noviembre de 2012
|
|

EDITORIAL

El ruido de las cacerolas

https://elsol-compress.s3-accelerate.amazonaws.com/imagenes/000/273/170/000273170-201211img_8033_2269423.jpg

El reclamo abarca, por supuesto, al Gobierno, pero también a la oposición, que no puede actuar tardíamente y de manera lineal.

Las cacerolas volvieron a sentirse con fuerza en todo el país. Ese ruido, que referencia de inmediato lo sucedido en la Argentina del 2001, hoy tiene otro significado. Asemejarlo a lo sucedido once años atrás sería un error mayúsculo, porque el ánimo hoy es otro.

La sociedad, mayoritariamente, ha superado aquel momento y no se puede creer en otra cosa que no haya sido en las enseñanzas que dejó aquella crisis para todo el mundo: dirigentes oficialistas, opositores, organizaciones de la sociedad civil, para todos. Y aunque anoche se escucharon voces destempladas, como lamentablemente siempre sucede y seguirá sucediendo, el actual momento nada tiene que ver con aquel.

El reclamo abarca, por supuesto, al Gobierno, pero también a la oposición, que no puede actuar tardíamente y de manera lineal.

Se le exige acción y un plan, creíble y esperanzador. Si se tiene que avanzar en aspectos estructurales, hay que hacerlo pese a que las encuestas hoy pareciera que dicen que no, y es la misma dirigencia opositora que hoy cumple con ese rol la que tiene la obligación de procesar lo que la calle está diciendo, o al menos aquella porción que salió a protestar activamente.

Se está demandando un país de dirigentes más serios, pluralistas, tolerantes y que dejen de mirar por sobre el hombro a quienes los eligen. Y que trabajen y trabajen, como lo hace todo el pueblo, por un país previsible y esperanzador. 

TEMAS:

Opinión

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.