access_time 19:42
|
6 de julio de 2018
|
|
Vandalismo

El robo de rejillas es un dolor de cabeza para los municipios

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1530895236295WhatsApp%20Image%202018-07-06%20at%2013.20.20.jpg

La modalidad se extiende en varias comunas del Gran Mendoza. Además del daño que generan en el mobiliario urbano, existe peligro para los transeúntes.

Las rejillas pueden significar un problema para algunos peatones, ya sea por miedo a tropezar con ellas cuando están sueltas o por el peligro que significa que no estén en su lugar. Esto último puede ocurrir por diversos motivos, aunque uno de ellos es cada vez más frecuente: el robo. Como consecuencia, el dolor de cabeza de los transeúntes se traslada a las municipalidades.

Las comunas ahora deben encarar una tarea de prevención contra el vandalismo, además de reponer el mobiliario urbano antes de que ocurra algún incidente; con los costos que eso significa.

Sin ir más lejos, esta semana en Ciudad, preventores y personal policial detuvieron a un hombre que estaba retirando varias rejillas de la acera sobre calle San Juan. Después de sacarlas, el individuo las subía a bordo de un rastrojero.

En esa oportunidad se pudo recuperar el material sustraído y desde el Municipio señalaron que este delito "perjudica notoriamente la infraestructura urbana". A pesar de que el hombre fue detectado a través del Centro de Visualización, no se trata de un hecho aislado.

Desde hace meses, Guaymallén batalla con la misma problemática. Desde la Secretaría de Obras y Servicios Públicos, el ingeniero Marcos Calvente señaló que el robo de rejillas es cada vez más frecuente.

"Nos dejan un pozo que hay que señalizar de forma inmediata. Durante ese tiempo, el marco también se puede romper y hay que sumarle otra tarea", explicó el funcionario.

Este marco, junto con la rejilla, implican una inversión no sólo monetaria sino también de tiempo, por lo que se tiene en cuenta el insumo metálico junto con el trabajo que involucra hacerlas a la hora de medir la gravedad de estos hechos. 

Godoy Cruz no es ajeno a esta modalidad. El director de Espacios Públicos, Diego Gutiérrez, agregó que además de las rejillas de cruce de cunetas, los vándalos se roban las alcantarillas y los carteles indicadores. De acuerdo con el funcionario, los daños se generan sobre todo durante la noche.

Según señalaron en las comunas, se cree que en aquellos casos que no es simple vandalismo, los ladrones venden estas rejillas en lugares donde las funden para hacer otros objetos, ahorrándose material.

Este flagelo no es barato para los municipios del Gran Mendoza, que entre rejillas, pintadas, y otros daños a la infraestructura pública, destinan más de 50 millones de pesos en reparaciones del mobiliario urbano, alumbrado y pintura.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.