access_time 07:14
|
2 de octubre de 2019
|
|
El fin de la instrucción

El Rengo Aguilera pidió quedar libre pero se lo negaron: irá a juicio

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1532707073153Rengo%20aguilera%20(1).jpg
Daniel Aguilera está preso en esta causa desde hace más de dos años.

El ex jefe de la barra del Tomba deberá sentarse en el banquillo como organizador de una banda que se dedicaba al tráfico de marihuana desde Paraguay a Mendoza. La Cámara Federal de Mendoza rechazó todos los planteos.

El ex jefe de la barra brava del club Godoy Cruz, Daniel el Rengo Aguilera, deberá sentarse en el banquillo de los acusados y ser juzgado luego que la Cámara Federal de Mendoza no hiciera lugar a los pedidos de nulidad que cuestionaron las escuchas telefónicas de la causa infracción a la Ley de Estupefacientes que le iniciaron (la instrucción tiene más de 700 fojas de transcripciones), las que permitieron su detención y la de otros sujetos en setiembre del 2017.

La resolución se ventiló la semana pasada, luego de la audiencia que se celebró con la presidencia de Gustavo Castiñeira de Dios.

Las defensas de Aguilera y del resto de los procesados cuestionaron la elevación a juicio del expediente y solicitaron el sobreseimiento de sus clientes, siempre concluyendo que se estaba frente a una especie de persecución judicial por portación de apellido, como dijeron fuentes judiciales a El Sol.

Octavio de Casas, representante del Rengo, expresó ante las partes que “se ordenó la intervención telefónica de las líneas de terceras personas no imputadas ni vinculadas con elementos de convicción suficientes por el delito denunciado, por lo que se empezó a intervenir un sinnúmero de teléfonos hasta dar con las que se pretendía corroborar”.

Básicamente, el letrado entendió que el único argumento que había “es el nombre y el apellido del imputado, Daniel el Rengo Aguilera”, un hombre conocido en la provincia.

Juan Manuel González, en representación del Ministerio Público, defendió la instrucción y, desde un principio, mantuvo la postura de que se rechacen los pedidos de nulidad y se confirme la elevación a juicio oral de la causa.

Se basó en que los pedidos de intervención telefónicas estaban perfectamente fundados y explicó que, desde un principio, había motivos para “espiar” a Aguilera y a otros personajes del mundo del hampa porque existían sospechas de tráfico de estupefacientes desde Paraguay hasta Mendoza.

Ver también: Ahora investigan al Rengo Aguilera como jefe narco

Lo cierto es que el tribunal, luego de analizar los argumentos de las partes, resolvió no hacer lugar a los planteos de los procesados y, en consecuencia, a más de dos años de las detenciones, el expediente llegará a debate.

El Rengo Aguilera, conocido por ser jefe de la parcialidad más dura de la hinchada del Tomba, quedó complicado en una causa de drogas cuando se realizaron allanamientos masivos en la penitenciaría de Boulogne Sur Mer, mientras se encontraba detenido por una causa de maltrato contra su ex mujer, y otros domicilios del Gran Mendoza.

Siete meses antes, el 23 febrero, la Procunar (Procuraduría de Narcocriminalidad) recibió una denuncia anónima sobre tráfico internacional de estupefacientes desde Paraguay a Mendoza.

Con el paso de las semanas, los pesquisas concluyeron que Aguilera, quien ya se encontraba en la prisión, mantenía diálogos con diversos personajes que lo secundaban en la barra del Tomba.

Es más, se solicitó seguir con las escuchas telefónicas cuando supieron que los hinchas iban a viajar a Paraguay para presenciar un partido entre Libertad y Godoy Cruz por la Copa Libertadores.

El dato hablaba de que, tres días después de que se disputara el partido (fue el 11 de ese mes), iban a traer un cargamento de marihuana a Mendoza.

En los allanamientos que se desarrollaron con el avance de la pesquisa, la Gendarmería Nacional secuestró un kilo de cocaína, marihuana, armas, dinero en dólares, euros y pesos (con un total de $470 mil), 36 celulares y 8 chips.

Aguilera es señalado como jefe de la organización porque hay sospechas de que daba las órdenes a sus conocidos mientras se encontraba en una celda de la cárcel.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.