access_time 14:20
|
7 de noviembre de 2019
|
"Encontrarlo es increíble"

El punto G eleva el turismo de la capital lituana y hubo polémica

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1573127448463Vilnus.jpg

Una campaña publicitaria le dio visibilidad a la capital de Lituania, Vilna, donde incluso la Iglesia ha puesto objeciones.

“El punto G de Europa”, se lee en la publicidad que invita a los turistas a visitar Vilna, la capital de Lituania. “Nadie sabe dónde está, pero cuando lo encuentras es increíble”, añade.

Esta campaña de mercadeo desató toda una polémica cuando fue lanzada el año pasado. Para empezar, los anuncios provocadores salieron la luz apenas unas semanas antes de la visita del papa Francisco al país en agosto de 2018.

Por otro lado, Vilna suele aparecer en las listas europeas de los mejores destinos subvalorados o más económicos, incluidos aquellos ideales para despedidas de solteros. En 2016, el sitio web de divisas FairFX lo calificó como el tercer destino más barato para realizar, justamente, despedidas de soltero en Europa.

Las palabras estaban acompañadas de la imagen de una mujer acostada, con los ojos cerrados, en un aparente éxtasis, agarrando la sábana, la cual tenía pintado un mapa de Europa. La mujer, por supuesto, estaba apretando el lugar donde se ubica Vilna.

Y la página web creada especialmente para la campaña le pide a los visitantes a “ponerse manos a la obra” y “construir su propio mapa personal del placer”.

Un objetivo que pueden alcanzar tomando una especie de test, en el que responden cuán de acuerdo están con frases como “no existe algo como el exceso de lengua” o “el verdadero placer no viene sin sudar” y “los accesorios correctos pueden mejorar cualquier experiencia”.

Luego se les presenta una serie de 48 actividades al estilo de la aplicación de citas Tinder, que pueden aceptar o rechazar. Al final, encuentras el “mapa de placer persona” que los invita a “ser valientes para experimentar” (recorridos de fantasmas o cuartos de escape), “hacerlo en la oscuridad” (es decir, la vida nocturna) y “usar su lengua” (comer).

Alternativamente, los visitantes pueden “omitir los preliminares” y “navegar a través de los placeres de Vilna”.

La campaña fue noticia en todo el mundo y causó controversia. Los estudiantes de publicidad, a quienes se les ocurrió la idea, estaban encantados, mientras que los sacerdotes en el país mayormente católico se ofendieron.

El obispo de Vilna advirtió que se presentaba a la capital como una “ciudad de turismo sexual”, a la vez que el gobierno lituano solicitó que Go Vilnius aplazara el lanzamiento de las piezas publicitarias hasta después de la visita del Papa, una solicitud que la ciudad ignoró.

Fuente: CNN

Comentarios de la nota

© 2019 Copyright.