access_time 12:26
|
14 de octubre de 2009
|
|
Polémica

El permiso de cruzar a Uruguay por el partido de fútbol reaviva debate sobre bloqueos de ruta

https://elsol-compress.s3-accelerate.amazonaws.com/imagenes/000/024/402/000024402-200910gualeguaychu1400-20030.jpg

El embajador argentino en Montevideo dijo que la actitud de los asambleístas perjudica la demanda argentina en La Haya; "Dejar pasar una hinchada y no hacerlo con un señor que trabaja atenta contra la legitimidad moral del reclamo", consideró.

El embajador argentino en Uruguay, Hernán Patiño Mayer, advirtió la decisión de los asambleístas de Gualeguaychú de permitir el paso a los hinchas que irán a Montevideo para ver el partido de fútbol entre ambos seleccionados, "perjudica claramente la defensa de los intereses" del país en la Corte Internacional de La Haya.

Además, consideró que el corte del puente que comunica Gualeguaychú y Fray Bentos "traspasó la delgada línea que separa lo sublime de lo ridículo", y sostuvo que en la ciudad entrerriana "no perciben con claridad" el "daño espiritual" que produce "en las relaciones entre los dos pueblos".

"Dejar pasar una hinchada de fútbol para que pueda ir a ver un partido, por importante que éste parezca, y no dejar pasar a un familiar para ver a su primo o a un amigo o un señor que trabaja o dejar sin trabajo a 200 familias, atenta contra la legitimidad moral del reclamo", consideró.

En declaraciones a Radio 10, Patiño Mayer añadió: "Vuelvo a insistir en que dejemos de lado este corte, va a cumplir tres años ininterrumpidos [el 20 de noviembre próximo], no hay antecedente mundial de que un puente internacional esté cortado tres años".

El diplomático agregó que, aunque no sea "perceptible en la Argentina", en Uruguay está claro que "hay un daño espiritual en las relaciones entre los dos pueblos".

"Sin cuestionar la lucha de Gualeguaychú, con la cual somos solidarios, esta metodología esta traspasando esa delgada línea que separa lo sublime de lo ridículo", expresó.

Además, puntualizó que se está ante "una instancia jurídica internacional y este tipo de procedimientos son absolutamente contrarios a la mejor defensa de los intereses nacionales".

Los cortes en el puente se iniciaron de manera intermitente en el verano de 2006 para repudiar la instalación de las papeleras de Botnia y Ence, por considerar que las plantas contaminan el río Uruguay y el medio ambiente, lo que desató fuertes controversias entre los gobiernos de ambos países que ahora dirimen la cuestión en La Haya.

La empresa española desistió de realizar el proyecto en esa zona y optó por relocalizar la fábrica, pero la planta de la compañía finlandesa se instaló y comenzó a funcionar en noviembre de 2007.

TEMAS:

El País

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.