access_time 15:26
|
26 de septiembre de 2006
|
|
CIUDAD DEL VATICANO

El Papa pidió diálogo interreligioso

Benedicto XVI se reunió con embajadores y representantes de veinte países cuya población profesa la religión musulmana. Les pidió que trabajen en proyectos conjuntos.

    Benedicto XVI reiteró ayer su “estima y profundo respeto” por los creyentes musulmanes y aseguró que el diálogo interreligioso e intercultural entre cristianos y musulmanes “no es una elección del momento”, sino “una necesidad vital de la que depende, en gran medida, el futuro”.

    El Papa pronunció estas palabras ante los embajadores y representantes de una veintena de países de mayoría musulmana que mantienen relaciones con la Santa Sede, en una reunión convocada tras la polémica suscitada por una palabras del pontífice que los musulmanes consideraron ofensivas.

    Benedicto XVI, quien fue recibido con aplausos cuando empezó a hablar en francés en la Sala de los Suizos de Castelgandolfo (su residencia de verano), comenzó su discurso reiterando toda su estima y profundo respeto por los creyentes musulmanes. El Papa deseó que las relaciones “inspiradas en la confianza”, que desde hace años se han instaurado entre cristianos y musulmanes, “no sólo prosigan, sino que se desarrollen en un espíritu de diálogo sincero y respetuoso”.

    Sugirió que ese diálogo está basado en “un conocimiento mutuo, cada vez más auténtico que, con alegría, reconoce los valores religiosos comunes y, con lealtad, toma nota y respeta las diferencias”.

    TRABAJAR UNIDOS. El diálogo “interreligioso e intercultural entre cristianos y musulmanes no puede reducirse a una elección del momento. Se trata, efectivamente, de una necesidad vital de la que depende, en gran medida, el futuro”, señaló el Papa. Los creyentes cristianos y musulmanes tienen que “aprender a trabajar juntos”, como ya sucede en algunas experiencias comunes, para “evitar toda forma de intolerancia y oponerse a toda manifestación de violencia”.

    El Papa se dijo profundamente convencido de que, en el mundo de hoy, “es un imperativo, para cristianos y musulmanes, empeñarse para afrontar juntos los desafíos a los que se enfrenta la humanidad”, en especial, en la defensa y promoción de la dignidad del ser humano y sus derechos.

    En un mundo “marcado por el relativismo y que con mucha frecuencia excluye la trascendencia de la universalidad de la razón, necesitamos absolutamente un auténtico diálogo entre religiones y culturas” que ayude “a superar, juntos, todas las tensiones, en un espíritu de provechoso acuerdo”, señaló Benedicto XVI.

TEMAS:

El mundo

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.