access_time 11:08
|
10 de noviembre de 2009
|
|
CONSTITUCIÓN APOSTÓLICA

El Papa permite el ingreso de anglicanos casados

Firmó el documento que incorpora a la Iglesia a sacerdotes de ese credo.

El Papa firmó la Constitución Apostólica que cristaliza el cisma al revés de medio millón de fieles anglicanos tradicionalistas y crea el nuevo rito de católicos anglicanos con nuevas estructuras, los Ordinariatos, en los que deberán agruparse para mantener sus características propias dentro de la Iglesia Católica.

Ayer se anunció la Constitución "Anglicanorum coetibus", que autoriza el ingreso de sacerdotes casados, mientras que los obispos anglicanos que se incorporen lo harán como curas simples, porque no podrán existir en los ordinariatos episcopales que hayan contraído matrimonio.

A pesar de que el Vaticano aclaró que se mantiene el celibato obligatorio de los más de 400 mil miembros de la orden sagrada de los sacerdotes de rito latino católico, el ingreso por primera vez de curas provenientes de un culto como el anglicano, parecido al católico por la existencia además de un ministerio ordenado (los pastores protestantes no son sacerdotes), produce un cimbronazo.

Hay unos 80 mil sacerdotes casados que han quedado fuera de la celebración del ministerio y que protestan continuamente reclamando su reincorporación. La Iglesia tolera la existencia de curas casados en los ritos católicos orientales.

Ya comenzaron además los problemas. Los conservadores de la Comunión Tradicional Anglicana anunciaron que están listos para convertirse al catolicismo y mantener su identidad anglicana dentro de un ordinariato, como establece la nueva Constitución Apostólica, pero reclaman al Vaticano que les permita ordenar en el futuro hombres casados al sacerdocio.

El reclamo toca un nervio descubierto. La Constitución establece que el Vaticano estudiará "caso por caso" el ingreso de los sacerdotes anglicanos casados que llegan a la Iglesia Católica. Pero los ordinariatos deben ordenar sacerdotes célibes. Incluso las nuevas normas prohíben la incorporación de curas anglicanos en "situación matrimonial irregular", por ejemplo divorciados vueltos a casar. La religión anglicana acepta el divorcio.

La Comunión Tradicional es un grupo de quince iglesias que afirma poseer cientos de miles de fieles en la Comunión Anglicana Mundial de 80 millones de miembros (eran 79 millones en el año 2000), con la cual ha roto para protestar contra la ordenación de mujeres sacerdotes y de curas homosexuales. Los ultraconservadores anglicanos sostienen que el Vaticano les debe permitir en el futuro ordenar curas casados "porque la familia está sometida a un ataque tal que el carisma de la familia de los sacerdotes debe ser tenido en cuenta".

El líder del más importante grupo de cismáticos del anglicanismo es el arzobispo australiano John Hepworth, quien declaró que espera que el Papa permita a los ex anglicanos ordenar curas casados. "Esto es muy importante porque el anglicanismo ha tenido durante cinco siglos la familia en el centro de la parroquia".

La Constitución Apostólica anunciada ayer prohíbe expresamente esta variante. Fácil es suponer que se trata de un escollo enorme. Por otro lado, el arzobispo Hepworth, casado, no podrá entrar a la Iglesia Católica porque ya se fue. Es un ex cura de la Santa Madre Iglesia. Y la Constitución también establece que los regresos de sacerdotes católicos que habían emigrado a la religión anglicana están fuera de cuestión. Sobre todo si son casados.

Se estima que unos 30 a 40 obispos y un millar de sacerdotes están por convertirse al catolicismo. Es el cisma más importante en los 475 años de vida anglicana desde que Enrique VIII negó la supremacía del Papa y anunció la creación de una Iglesia de Inglaterra autocéfala, de la cual desde entonces el monarca ha sido su jefe. El Vaticano afirmó que la nueva estructura "se coloca en plena armonía con el empeño en favor del diálogo ecuménico".

TEMAS:

El mundo

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.