access_time 17:41
|
10 de enero de 2007
|
|
análisis

El Papa, en evidencia por el caso Wielgus

El caso del prelado de Varsovia que renunció el domingo creó desconcierto en la Santa Sede. Todos se preguntan por qué no se realizó una investigación a fondo.

    CIUDAD DEL VATICANO (EFE). La renuncia de Stanislaw Wielgus como arzobispo de Varsovia, debido a su colaboración con la Policía Secreta del antiguo régimen comunista polaco, ha puesto en evidencia al papa Benedicto XVI y al Vaticano, que en diciembre pasado habían expresado su “plena confianza” en el prelado.

   El caso Wielgus ha creado desconcierto en la Santa Sede y en ambientes vaticanos no se explicaban hoy como ha sido posible que el Papa no fuera informado “al cien por cien” del pasado del prelado, al que nombró para la más importante diócesis de Polonia el 6 de diciembre, y que se vio obligado a dimitir el domingo, pocas horas antes de tomar posesión de la misma, en medio de un gran escándalo.

   "Cuando monseñor Wielgus fue nombrado, nosotros no sabíamos nada de su colaboración con los servicios secretos (del régimen comunista polaco)”, aseguró ayer el cardenal Giovanni Battista Re, prefecto de la Congregación para los Obispos, al diario italiano Corriere della Sera. Con esas palabras, el cardenal Re acusó a Wielgus de ser el responsable de la situación creada, al no haber confesado al Vaticano y a la Iglesia polaca toda la verdad sobre su pasado cuando fue informado de que sería nombrado arzobispo de Varsovia para sustituir al jubilado cardenal Jozef Glemp.

   Y eso que en el Instituto de la Memoria Nacional se guardan los archivos de la Policía comunista que delatan la colaboración de sacerdotes con el régimen, entre ellos, según la prensa polaca, los documentos sobre Wielgus. A finales del pasado año el diario polaco Gazeta Polska publicó que Wielgus, en la década de los años 60, fue inscrito en el registro de los colaboradores del régimen comunista con el seudónimo de Adam. Wielgus, que fue rector de la Universidad Católica de Lublino, aseguró al Vaticano que en aquellos años se vio obligado a encontrarse con agentes secretos cuando retiraba el pasaporte para salir del país para ampliar sus conocimientos, pero nada más. En esa creencia fue nombrado arzobispo y cuando arreciaron las críticas hacia el prelado, el Vaticano salió en su defensa.

    NOMBRAMIENTO. “La Santa Sede, al decidir el nombramientos del nuevo arzobispo de Varsovia, ha tenido en consideración todas las circunstancias de su vida, entre ellas, las referentes a su pasado. Ello significa que el Santo Padre tiene plena confianza en Stanislaw Wielgus y con plena conciencia le ha confiado la misión”, informó el Vaticano el 21 de diciembre. Pero las críticas arreciaron y, finalmente, la Conferencia episcopal polaca pidió hace pocos días un informe al Instituto de la Memoria Nacional, que no dejó duda: la colaboración de Wielgus fue consciente y voluntaria. Pocas horas antes de tomar posesión, y ante la situación insostenible creada, Wielgus presentó su dimisión, aceptada inmediatamente por el Papa. Ante el desconcierto creado, fuentes vaticanas se preguntan cómo es posible que la Nunciatura en Varsovia se dejara convencer con las solas palabras de Wielgus, que siempre quitó importancia a sus relaciones con los comunistas, cómo es posible que el Vaticano no investigara con más profundidad el pasado del prelado y cómo, hasta hace escasos días, no pidió un informe al Instituto de la Memoria Nacional. Medios italianos aseguraron ayer que, pocas horas antes de la toma de posesión de Wielgus, no había llegado a manos del Papa y del cardenal Re el informe. Prueba de ello es que, el viernes, el Vaticano había confirmado la toma de posesión del prelado para el domingo. El sábado, al parecer, se desencadenó todo y desde el Vaticano se exigió a Wielgus que presentase la dimisión. Según las fuentes vaticanas, no se descarta que, pasada la tormenta, puedan caer algunas cabezas de la iglesia polaca y de la diplomacia vaticana.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.