access_time 16:08
|
12 de julio de 2006
|
VATICANO

El Papa designó a un jesuita italiano como portavoz de la Santa Sede

Benedicto XVI se fue ayer de vacaciones al Valle de Aosta, tras develar la que ha sido una de las mayores incógnitas vaticanas desde que se convirtió en papa: después de décadas en el cargo, el español Joaquín Navarro-Valls dejará de ser portavoz de la Santa Sede y será sustituido por un jesuita italiano, el hasta ahora director general de Radio Vaticano, Federico Lombardi

      Para la central romana de la Iglesia católica, el nombramiento supone un regreso a viejas costumbres, pues Navarro-Valls, designado por Juan Pablo II en 1984, había sido el primer no sacerdote y no italiano en ocupar el cargo. Con su partida, el Opus Dei pierde, además, en una posición destacada al que es uno de sus miembros más célebres y considerado el seglar con más poder en el Vaticano. “Le estoy muy agradecido al Santo Padre por que haya aceptado mi solicitud, que he reiterado varias veces, de renunciar al cargo de director de la oficina de prensa”, afirmó Navarro-Valls en un breve comunicado después de que el Vaticano diera a conocer su renuncia.


      Tras más de dos décadas en el cargo, comentó:“Soy consciente de haber recibido en estos años mucho más de lo que haya podido dar”. El español con voz radiofónica, porte de actor cinematográfico, políglota y amante del deporte no reveló hasta el momento sus planes, aunque entre sus allegados se comenta que una de sus intenciones inmediatas es la de procesar a modo de libro sus recuerdos de Juan Pablo II.



      Nacido en Cartagena hace casi 70 años, el miembro numerario (célibe) del Opus Dei abandona el cargo tras haber sometido las estructuras de comunicación del Vaticano a una profunda renovación, adaptándolas a la nueva cultura mediática global de la que Juan Pablo II se sirvió ampliamente para reforzar la presencia de la Iglesia en todo el mundo.


      El español, quien en el momento de su nombramiento era corresponsal del diario ABC y presidente de la Asociación de la Prensa Extranjera en Italia, multiplicó los encuentros con los periodistas, los comunicados de prensa y dotó al Vaticano de una visitadísima página en internet, que cuenta con un archivo con todas las intervenciones públicas del Papa en varios idiomas. Facilitó la publicación de un libroentrevista con Juan Pablo II, de quien se convirtió, más allá de portavoz, en todo un editor, consejero, diplomático y embajador.


     Acompañó los comentadísimos viajes del fallecido papa polaco por los cinco continentes y creó la infraestructura necesaria para acoger a los miles de periodistas que informaron sobre su muerte.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.