De acuerdo a informes de las universidades de Buenos Aires (UBA) y de La Plata (UNLP), un persona necesita para alimentarse como mínimo 24 pesos por día, es decir cuatro veces más de lo indicado por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec).

Según la canasta alimentaria elaborada por las universidades, una familia tipo es pobre si tiene ingresos inferiores a $ 6.322 mensuales, cuando para el INDEC basta con $ 1.528 mensuales para que esa familia no sea pobre, informó el diario Clarín.

Mientras que según el cálculo realizado por un instituto ligado a la CTA opositora y coordinado por el diputado del frente Amplio Progresista Claudio Lozano, lejos de los 6 pesos diarios con los que, según el INDEC, una persona puede alimentarse, una familia tipo necesitaría gastar 75 pesos por día para cubrir sus necesidades alimenticias.

Son unos 19 pesos por persona, más del triple que lo que calculan los índices oficiales. 

Para leer la nota completa de Clarín, hacé click aquí