POSADAS (DYN). El gobernador de Misiones, Carlos Rovira, rompió ayer el largo silencio que adoptó tras la derrota en la elección de constituyentes del domingo y sostuvo que sólo pretendía “un período de gobierno más” y no la reelección indefinida. Rovira, quien apeló a una solicitada en un medio misionero, calificó de “ejemplar expresión del soberano de mi provincia” el pronunciamiento electoral del 29 de octubre, al tiempo que hizo un reconocimiento a quienes han triunfado.

    La solicitada fue publicada por el diario Primera Edición con el título Carta a los misioneros y la firma del mandatario, a quien se vio en público por última vez tres días antes de las elecciones, en un acto que se realizó en la localidad de Apóstoles. Medios locales habían especulado con la posibilidad de que Rovira se encontrara en Francia, más precisamente, en los alrededores de París, aunque esa información no pudo ser confirmada.

    Rovira, aliado del presidente Néstor Kirchner, fue el promotor de una reforma constitucional para posibilitar que los gobernadores pudieran ser reelegidos en forma indefinida, lo que le hubiera permitido acceder a un tercer mandato, pero los electores misioneros frustraron esa intención en las urnas. En la contienda, la lista del mandatario, encabezada por su prima Viviana Rovira, confrontó con un frente opositor que encabezó el obispo emérito de Puerto Iguazú, Joaquín Piña, y fue derrotada por una diferencia de casi 60.000 votos.