presidente Néstor Kirchner reclamó ayer a la Justicia que acelere el tratamiento de las causas contra ex represores de la última dictadura militar, porque advirtió que “no puede ser que tengamos tanta demora” en juzgar a los responsables de violaciones a los derechos humanos. “La Justicia argentina en el ayer, en el presente y en el futuro necesariamente debe acelerar a fondo el avance de los juicios de los responsables del genocidio que le tocó vivir a los argentinos”, aseveró Kirchner durante la ceremonia de entrega de los premios Azucena Villaflor.

         El jefe de Estado retomó el discurso de Sonia Torres, fundadora de la filial cordobesa de Abuelas de Plaza de Mayo, quien tras recibir el reconocimiento por su trayectoria en la Casa Rosada dijo que a las integrantes de la entidad se les “está terminando el tiempo” en su buscada de los nietos debido a su edad. Dijo que es “una frase muy fuerte, pero con mucho contenido y con mucha realidad”, por lo que pidió a los jueces que aceleren las causas, porque “no pueden estar parados meses y años en Casación y otros lugares juicios que rápidamente tienen que marchar”.

      “Para nuestra reconciliación, los argentinos necesitamos memoria, justicia y verdad. Y los familiares y toda la sociedad argentina necesitan saber qué sucedió y necesitamos, además, que sean juzgados los responsables”, sentenció el primer mandatario. Kirchner afirmó que “dentro de la ley y de la Constitución, pero necesitamos la celeridad que corresponde” y consideró que “no puede ser que tengamos tantos casos esperando esta situación”, al tiempo que aclaró que “no buscamos venganza, sino una Justicia ágil”.