access_time 19:14
|
19 de septiembre de 2021
|
|
Tensión política

La interna peronista en Tucumán que puede complicar a Alberto Fernández

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/163196791526018-09-2021_f314b2f7289ccfa628fec46515a28b94.jpg
Alberto Fernández y Juan Manzur.

Juan Manzur, que ahora será jefe de gabinete de Alberto Fernández, está enfrentando con su vice Osvaldo Jaldo y no quiere dejarle servida la provincia.

Este lunes Juan Manzur asumirá como jefe de gabinete de Alberto Fernández. Sin embargo, en Tucumán, la provincia de la que es gobernador, se ha desatado un conflicto político de repercusión institucional por su sucesión. Lo que ocurre es que el mandatario que ahora se mudará a la Casa Rosada mantiene un enfrentamiento con quien es su vicegobernador, Osvaldo Jaldo, quien pretende reemplazarlo a pesar de la resistencia de la línea oficial. 

La posibilidad de que el ex ministro de Salud de Cristina Fernández de Kirchner dejara la gobernación de la provincia norteña se sostiene en la posibilidad de que Manzur se tome licencia en ese cargo, algo que ya había hecho previamente. Pero como parte del acuerdo con el presidente, es que un hombre de su confianza se hiciera cargo de la gobernación aunque su sucesor natural en el poder sea precisamente Jaldo.

La interna comenzó en marzo por la designación del Defensor del Pueblo. Mientras que Manzur apostaba por Fernando Juri Debo, Jaldo buscaba que un hombre suyo ocupara ese puesto,  Eduardo Cobos. Finalmente, quedó éste último.

La crisis en esa provincia explotó cuando Fernández viajó a La Rioja y Jaldo anunció que se haría cargo de la primera magistratura. En principio, según dan cuenta diarios nacionales, Jaldo habría aceptado la premisa de Manzur a cambio de un puesto en el Ministerio de Interior o en otra dependencia oficial. Sin embargo, luego revisó su postura y comenzó a meter presión avisando que no dejaría la gobernación. 

"Tendría que dejar el cargo", aseguraron desde el entorno del mandatario en relación a Jaldo.

Así, se disparó la discusión en Tucumán por la ley de acefalía: si Jaldo debe asumir como reemplazante natural de Manzur o si debe haber nuevas elecciones para definir un nuevo gobernador. La línea de sucesión del poder se completa de la siguiente manera y revela que la trama política es más compleja para negociar: Regino Amado, titular de la Legislatura, que responde a Jaldo, y luego se encuentra Sergio Mansilla, que responde a Manzur y preside el bloque Lealta Peronista.

Ambos dirigentes se enfrentaron en las PASO de hace una semana. La línea del gobernador se impuso con el 60% de los votos sobre la de su vice en la interna del Frente de Todos. Le sacó una diferencia de 100 mil votos al vice.

Si bien consideran que Jaldo no podría resistir la presión del Gobierno nacional, en Buenos Aires aseguran que tiene hasta hoy para responder a la demanda de la Casa Rosada y despejar el camino.

De esta manera, Jaldo podría hacerse cargo de la gobernación, ya con el control de la Legislatura. Pero le costaría dar con el resplado del peronismo tucumano, puesto que acaba de perder la interna y no podría enfrentar el ahogo de la Nación. Y de la misma manera, podría no llegar a cumplirse el pasaje de Manzur como jefe de gabinete de Fernández. 

Por otro lado, Jaldo ya señaló que quiere gobernar Tucumán a partir de 2023, principalmente porque Manzur no podrá presentarse a la reelección porque ya cumplió con los dos mandatos seguidos.

 

Fuente: El diario AR y Clarín

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.