Las familias, en un primer momento, usurparon un predio que pertenece a la escuela de Fruticultura y Enología. La gente será trasladada al barrio Franklin Rawson, que está ubicado en calle San Miguel y calle 4. Se trata de 136 viviendas que fueron construidas por el IPV. Cuando el mandatario comenzó el recorrido por la villa, las familias felicitaron y agradecieron el gran gesto que ha tenido esta nueva gestión, ya que así se ayuda a los más necesitados.

       Gioja fue acompañado por el ministro de Infraestructura Tecnología y Medio Ambiente, José Strada; el secretario de Obras Públicas, Carlos Gil; el director interino del Instituto Provincial de la Vivienda, Vicente Manuel Marrelli; el titular de Vialidad Provincial, Mario Ramón Tello; el jefe de Policía, comisario general Miguel Francisco González y personal policial, de Gendarmería y del Ejército, quienes colaboraron con el transporte de muebles y enseres, junto a movilidades del Gobierno.