access_time 09:58
|
19 de septiembre de 2021
|
|
Política

Más peronismo y un shock de consumo: el "plan bomba" de la Casa Rosada

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1632056438535Alberto%20Ferna%CC%81ndez.jpg

Alberto Fernández ratificó que se "acelerará la gestión de anuncios sociales y económicos"

Más peronismo y un shock de consumo. Esa será la estrategia del Frente de Todos para intentar revertir la dura derrota que sufrió en las PASO, rumbo a las generales del 14 de noviembre. Entre las medidas que la Casa Rosada tiene en estudio figuran beneficios vinculados a jubilaciones y a una suba del mínimo no imponible del impuesto a las Ganancias a $175.000.

En este sentido, el presidente Alberto Fernández aseguró este sábado por la noche a través de las redes sociales que tanto él como los gobernadores con los que estuvo reunido en La Rioja se comprometieron a "acelerar la gestión del nuevo esquema de anuncios sociales y económicos para dar respuesta a quienes más nos necesitan".

El jefe de Estado encabezó este sábado un encuentro con mandatarios provinciales que viajaron hasta La Rioja para analizar el relanzamiento del Ejecutivo tras el anuncio de los nuevos ministros, luego de la derrota electoral que provocó un terremoto en el seno de la coalición gobernante.

"En unidad corregiremos rápido todo lo que haya que corregir en cada rincón de la Argentina", subrayó Fernández en un hilo de Twitter. En ese sentido, remarcó que para el Gobierno "el federalismo es una política central".

Al referirse a las cuestiones electorales, el Presidente reafirmó que los hombres y mujeres que representan al Frente de Todos en el país "son también los candidatos de quienes gobiernan las provincias".

Según publica el diario La Nación, el ministro de Economía, Martín Guzmán, que sobrevivió en el Gabinete pese a la presión kirchnerista, está a cargo del "plan bomba" cuya presentación fue aplazada en la semana en medio de la crisis política del Gobierno.

El ministro, que quedó debilitado tras el embate K, tendrá que hacer equilibrio entre las urgencias de la política y la delicada situación financiera y cambiaria que atraviesa el país.

No se esperan medidas originales. De acuerdo con un artículo del portal Infobae, habrá aumentos extraordinarios para jubilados, planes sociales, alivio impositivo para asalariados y más dinero para obra pública, además de un nuevo ajuste del salario mínimo. Además en el Congreso hay un proyecto para dar aumentos compulsivos a empleados del sector privado.

Por lo tanto se espera que la máquina del gasto siga encendida, mientras que las reservas seguirán cayendo. Pero la gran emisión de pesos de estos meses podría generar un fuerte impacto en el tipo de cambio y en la inflación, que terminaría el año en torno a 40%.

El problema para Fernández es que a fin de año no sólo tendrá que desarmar esta verdadera “bomba” financiera y cambiaria que él mismo alienta para intentar achicar diferencias en los comicios legislativos. También deberá encarrilar la economía, evitar un estallido y reencauzar expectativas, algo demasiado complicado para un Gobierno debilitado por las internas y la derrota electoral.

Fuente: Con información de Télam, La Nación e Infobae.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.