Un leve temblor se sintió a medianoche en Mendoza
access_time 07:59
|
2 de diciembre de 2021
|
|
Economía

Dólares “cara chica”: el insólito conflicto en las operaciones inmobiliarias

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1604928434019dolar%20cara%20chica.jpg

Los vendedores sólo aceptan los billetes más nuevos, lo que pone en riesgo toda la negociación. Pero hay alternativas para solucionar el inconveniente.

El gobierno estadounidense y los bancos argentinos repiten que todos los dólares "cara chica" siguen vigentes y deben aceptarse, por ser una moneda de curso legal. Pero en nuestro país son cada vez más rechazados, situación que incluso llega a poner en riesgo operaciones inmobiliarias porque los vendedores se niegan a aceptarlos.

Los "cara chica" son los dólares emitidos durante casi todo el siglo XX, hasta 1996. Tienen menos medidas de seguridad que los actuales y el rostro de Franklin aparece más pequeño. Según publica el diario Clarín, en los bancos los reciben, pero en el mercado informal empezaron a tomarlos a menor valor. Y ese criterio se terminó extendiendo.

"Hoy en día, y en virtud de la circulación de rumores varios, esos billetes no son fácilmente aceptados o directamente son rechazados, pidiéndose en su reemplazo los de series más nuevas, los comúnmente llamados 'cara grande'", confirmó a ese medio Jorge De Bártolo, el presidente del Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires.

Debido a estas tensiones, en los últimos meses, los escribanos han tenido que mediar entre las partes para salvar las operaciones. Incluso, para prevenir que esto estalle justo al momento del pago y la firma, ahora la cuestión de las "caras" se empezó a plantear con anticipación.

"Normalmente hay conflictos por este tema, pero las partes se terminan poniendo de acuerdo. Hoy lo más común es que los vendedores avisen de entrada que no aceptarán dólares 'cara chica', como parte de la negociación previa a la operación", afirmó a Clarín Alejandro Juan Bennazar, presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina.

"El problema es real. Apareció antes de la pandemia, cuando los billetes 'cara chica' empezaron a ser rechazados. Pero se agudizó en los últimos seis meses porque los bancos comenzaron a entregar mayormente esos billetes, y se volvió difícil cambiarlos por los nuevos", comentó Marta Oriozabala, CEO de la inmobiliaria Real Capital.

Frente a esto, ahora algunos vendedores piden que el documento de la reserva incluya una cláusula especificando que el pago deberá realizarse únicamente con billetes de 100 dólares de series posteriores a 1996.

"Nos ha pasado, igualmente, que pese a estos recaudos el comprador aparezca el día de la escritura con una parte del monto en dólares con 'cara chica', diciendo que no pudo cambiarlos. Y se trata ahí de buscar alguna solución", señaló Oriozabala.

Las tres alternativas

Según los especialistas, lo más habitual es que los conflictos en torno a la antigüedad de los billetes se terminen resolviendo por tres vías:

  • Pago por medios electrónicos

"Dentro de las posibles soluciones, la más práctica y segura es que el pago se realice por transferencia o por depósito bancario", sugirió Ariel Rodríguez, CEO de la inmobiliaria Value Bet Inmuebles.

"Los bancos reciben los billetes de dólares 'cara chica', con lo cual muchas veces basta con que el comprador tenga una caja de ahorro en dólares para que sean depositados allí y posteriormente transferidos a una cuenta del vendedor", coincidió De Bártolo, quien de todas maneras admitió que en la Argentina lo más frecuente es que una o ambas partes prefieran no bancarizar la operación.

  • Intentar cambiar los billetes

En las semanas previas a la firma muchos compradores intentan cambiar en el banco sus billetes viejos por los más nuevos.

"Lo que vienen haciendo es abrir una caja de ahorro en dólares, depositar los billetes de 'cabeza chica' e ir a retirarlos al día siguiente para que les den los de 'cabeza grande', que son los únicos que le aceptará el vendedor", comentó Armando Pepe, dueño de la inmobiliaria homónima.

El problema es que esta estrategia funciona cada vez menos, ya que como muchos la estuvieron usando, hoy los tesoros de los bancos están repletos de dólares "cara chica" y muchas veces son esos los únicos que tienen para darle al público.

"La otra opción es recurrir a un cambista, que le reemplazará los billetes cobrándole un porcentaje", indicó Pepe. Y contó que estas comisiones hoy pueden ser del 3% al 5%.

  • Buscar una solución negociada

Cuando el comprador no consigue a tiempo billetes nuevos, y no puede o se niega a afrontar los costos de un canje, la operación sólo puede salvarse mediante una negociación en la que uno o ambos cedan algo.

Las soluciones más comunes son:

  • Que el vendedor acepte los "cara chica".
  • Que el vendedor acepte los "cara chica", pero pida una compensación equivalente al costo de cambiarlos en el mercado.
  • Que el comprador y el vendedor se repartan el costo de canjearlos.
  • Que se postergue unas semanas la firma, dando más tiempo al comprador para conseguir los billetes de "cara grande".

 

Fuente: Con información de Diario Clarín

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.