BUENOS AIRES (DYN). El diputado de Recrear Pablo Tonelli admitió ayer desavenencias y chisporroteos de su partido con sus aliados del macrismo por los contactos que estos vienen manteniendo con sectores del lavagnismo con vistas a un acuerdo electoral en el 2007. “Tenemos, como suele ocurrir en las alianzas, de vez en cuando algunos chisporroteos y algunas pequeñas desavenencias, pero entiendo que no se trata de nada que haga peligrar la alianza”, tranquilizó el legislador de centroderecha.

    En diálogo con radio América, Tonelli confió que “finalmente, nos pondremos de acuerdo en las cosas que en los últimos días nos han provocado alguna fricción y seguiremos marchando juntos”, dijo. Entre esas cuestiones que generaron pequeños desencuentros, puntualizó la reunión de sus socios políticos con el ex presidente Eduardo Duhalde y con el ex ministro Roberto Lavagna.