access_time 19:37
|
22 de septiembre de 2021
|
|
Pandemia

Coronavirus: qué países levantaron el uso obligatorio del barbijo y cuáles tuvieron que dar marcha atrás

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1623345254042sin%20barbijo%2C%20gente%2C%20centro.jpg
El Ministerio de Salud quitó la obligatoriedad del uso de barbijo al aire libre desde el 1° de octubre.

Para llegar a esa decisión se observó el nivel de vacunación de la sociedad, la cantidad de contagios, hospitalizaciones y muertes.

Desde el 1° de octubre, según informó este martes la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti,  dejará de ser obligatorio el uso del barbijo al aire libre en Argentina, a excepción de algunas provincias que evalúan no implementarlo

Muchos celebraron la medida y otros se preocuparon, en las redes sociales se generó el debate entre quienes consideran que llegó el momento de dejar ir a los barbijos en espacios abiertos y los que ven una decisión apresurada con fines electorales en momentos en que la variante Delta acecha. 

Alrededor del mundo, son varios los países que ya flexibilizaron el uso del tapabocas. Aunque no en todos los casos salió bien. Algunos tuvieron que dar marcha atrás por la variante Delta.


Israel

Fue uno de los primeros países del mundo en lanzar a mediados de diciembre una amplia campaña de vacunación gracias a un acuerdo con el gigante farmacéutico Pfizer que suministró al país millones de dosis a cambio de recopilar datos sobre los efectos de su vacuna. Por ello es que al alcanzar un alto nivel de inoculación, eliminaron la obligatoriedad del barbijos en las calles el 18 de abril

Al alcanzar más del 55% de la población vacunada con dos dosis, incluso a cerca del 85% de los adultos, se avanzó hacia la reapertura de los bares y comercios. Desde lo sanitario, hubo una reducción drástica del número de casos, hospitalizaciones y muertes.

En junio, dos meses después de dejar de usar tapabocas al aire libre, el Ministerio de Salud anunció que los ciudadanos podían quitarse el barbijo también en interiores y se hicieron virales los festejos de los alumnos en las escuelas del país.

Pero la alegría fue corta. La llegada de la variante Delta, más contagiosa, tan solo 10 días después hizo que el gobierno diera marcha atrás y restableciera el uso de tapabocas en espacios cerrados.

La ola de contagios que se inició en el verano aún no terminó, y alcanzó récords a principios de septiembre con más de 11.000 casos registrados, y ahora están en el orden de los 7.000 por día. En este contexto, el primer ministro Naftali Bennett impulsó la administración de una tercera dosis hasta para menores de 18 años.


Estados Unidos

Días después de Israel, el país gobernado por Joe Biden también anunciaba  que la gente totalmente vacunada podía salir a la calle sin tapabocas. 

La llegada de Biden al poder en enero se había visto acompañada de un boom de la vacunación y la vuelta a la “nueva normalidad” parecía al alcance de la mano.

“Hemos logrado un progreso asombroso gracias a todos ustedes, el pueblo americano. Los casos y las muertes han disminuido drásticamente desde donde estaban cuando asumí el cargo el 20 de enero, y continúan cayendo”, celebró el presidente Biden el día en que despidió el uso del barbijo al aire libre para los vacunados.

En ese momento, la situación era clara para la administración demócrata. “Si está vacunado, puede hacer más cosas, de manera más segura, tanto al aire libre como en el interior”, aseguró el mandatario al anunciar la flexibilización, que llegó cuando Estados Unidos estaba cerca de alcanzar los 100 millones de vacunados.

El 13 de mayo las autoridades sanitarias señalaron que las personas que ya estuvieran completamente vacunadas contra el coronavirus podían dejar de usar tapabocas también en espacios cerrados.

“Todo aquel que esté completamente vacunado puede participar en actividades en el interior y el exterior, grandes y pequeñas, sin tener que llevar mascarilla o guardar una distancia física”, declaraba Rochelle Walensky, la directora de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés).

“Si estás completamente vacunado, puedes comenzar a hacer las cosas que dejaste de hacer por la pandemia”, añadió Walensky, al subrayar que “todos hemos anhelado este momento en el que podemos volver a alguna forma de normalidad”.

Pero en Estados Unidos también la llegada de la variante Delta, junto a un estancamiento de la vacunación, destruyó ese avance. 

A fines de julio, en medio de una ola de contagios y hospitalizaciones, los CDC volvieron a pedir que las personas vacunadas usen barbijo en espacios públicos, lugares cerrados y escuelas en la mayor parte del país.

Es por eso que Hawai, Illinois, Luisiana, Nevada, Nueva México, Oregón y Washington volvieron a incorporar medidas restrictivas en ámbitos cerrados para toda la población, mientras que California, Connecticut y Nueva York tienen mandatos de uso de barbijo en interiores que se extienden sólo a los no vacunados.


Francia

El 17 de junio, el uso del tapabocas al aire libre dejó de ser obligatorio en Francia, aunque la medida no se extendió a lugares cerrados, escuelas y transporte público. Ante la cuarta ola de Covid provocada por la variante Delta, el gobierno de Emmanuel Macron impuso un pasaporte sanitario con el fin de impulsar la vacunación entre la población francesa.

Tras un arranque tardío de la campaña, el país figura ahora entre los primeros de la Unión Europea. El 74,2% de la población francesa recibió al menos una dosis de vacuna, y esta se eleva al 86,2% en relación a la población mayor de 12 años. Con cautela, el optimismo está de vuelta y Macron habló de un nuevo alivio de las limitaciones sanitarias que “no debería llegar tan tarde”.

Sin embargo, el infectólogo Matthieu Revest, miembro del Alto Consejo de Salud Pública, advirtió que “todavía es temprano para gritar victoria” y recordó el caso israelí donde “la epidemia volvió”.

“La vacuna hace mucho pero no puede hacerlo todo, debe combinarse con medidas de distanciamiento y tapabocas para controlar la epidemia”, afirmó en diálogo con el medio público France 3.


Reino Unido

El 19 de julio de 2021 se concretó en Inglaterra como el “Día de la Libertad”. Fue el día en que se terminaron varias restricciones, entre ellas las del uso de tapabocas incluso en interiores o en el transporte público, aún cuando el país estaba en el pico de la ola de la variante Delta, con más de 40.000 casos diarios con su primer ministro Boris Johnson aislado por haber sido contacto estrecho de un caso positivo de covid.

Los contagios se estabilizaron en unos 30.000 por día y, con la llegada del frío, el gobierno no descarta volver a imponer el uso del tapabocas y pasaportes sanitarios para acceder a lugares muy concurridos. 

“Debemos estar atentos”, dijo la semana pasada el secretario de Salud, Sajid Javid, que hace una semana aseguró que si falla el “Plan de otoño e invierno” podría incluso retomarse el teletrabajo por un tiempo.


España

Otro de los países europeos en levantar la obligatoriedad del uso del tapabocas con la llegada del verano fue España. “Este será el último fin de semana con mascarillas en los exteriores, porque el próximo 26 de junio ya no las llevaremos en espacios públicos”, dijo entonces el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez. “Nuestras calles y nuestros rostros recuperarán en los próximos días su aspecto normal”, celebró.

Pero un mes después, una explosión de casos de variante Delta vinculada al turismo obligó a las autoridades a dar marcha atrás en varias provincias como Cataluña, el País Vasco y las islas Baleares.

Sigue vigente la recomendación de llevar la mascarilla siempre, tanto en interiores como en exteriores mientras avanza la vacunación. El 78% de la población recibió una primera dosis mientras que el 75,2% tiene la pauta completa.


Portugal

Hace 10 días, las autoridades portuguesas anunciaron el levantamiento del uso obligatorio del tapabocas en las calles del país, en medio de una profunda caída de contagios, por debajo de los 1000 por día.

No obstante, la población tendrá que seguir llevándolo en el transporte público, las aulas, los comercios y lugares de entretenimiento, como cines y teatros

Según el último informe de vacunación, el 78% de la población de Portugal ya fue vacunada contra el coronavirus con la pauta completa, mientras que el 85% recibió al menos una dosis.

Dinamarca

El coronavirus ya no representa “una amenaza crítica para la sociedad” en Dinamarca, según declaró el ministro de Salud, Magnus Heunicke. 

En junio se convirtió en el primer país europeo en eliminar el uso obligatorio de tapabocas en interiores, medida que se extendió al transporte público en agosto. 

El 10 de septiembre, el gobierno afirmó que la epidemia “está bajo control” y levantó la mayoría de las restricciones.

El país de 5,8 millones de habitantes tiene una de las tasas de vacunación más altas en el mundo (75%) y una de las más bajas en muertes y ya vive sin distanciamiento social ni aforos.

“No estamos fuera de la epidemia”, subrayó, sin embargo Heunicke y aseguró que “no dudará en actuar con rapidez si la pandemia vuelve a amenazar las funciones esenciales de la sociedad”.

Fuente: TN

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.