“El objetivo de este encuentro, que estará contenido en el documento final, es demostrar que no existen antagonismos en este proyecto”, sostuvo el dirigente radical de Corrientes Roberto Porcaro, que integra la mesa de conducción de este espacio. Si bien la demostración apunta a que se pueden dar pasos seguros sobre la idea del presidente Néstor Kirchner, el mensaje también estará dirigido a la cúpula de la Unión Cívica Radical, para que dé libertad a sus dirigentes territoriales para avanzar en las alianzas.“Los dirigentes que conducen el partido tienen que entender que el poder está en los gobernadores, intendentes, concejales y presidentes partidarios de distritos, y el 90 por ciento está en el proyecto que conduce Kirchner”, recalcó Porcaro.

          El dirigente radical llamó luego a no quedarse bajo esta conducción partidaria, al asegurar que “Moreau, Marcelo Strubrin y, especialmente, (Roberto) Iglesias tratan de hacer un negocio para cuatro, en el que hacen una alianza con Lavagna para quedarse sólo con diez bancas de diputados. No les importa el partido”. El dirigente correntino agregó también que,“si a Alfonsín, el presidente le permitiera negociar con él, no le importaría Lavagna”.