La Cámara Nacional de Casación Penal anuló ayer el indulto que el ex presidente Carlos Menem le otorgó en 1989 al ex general Santiago Omar Riveros, procesado por delitos aberrantes en jurisdicción de Campo de Mayo, durante la última dictadura militar. Fuentes judiciales sostuvieron que el fallo “constituye un fuerte precedente”, porque es el primero dictado por una de las salas del máximo tribunal penal del país.

    Con la resolución de la Cámara Nacional de Casación, Riveros –quien cumple prisión preventiva ordenada en otras causas– queda en condición de imputado por los hechos que se investigan en el sumario que tramita la Justicia federal de la localidad bonaerense de San Martín. La Sala II del tribunal revocó la sentencia de la Cámara Federal de San Martín, que había avalado el perdón presidencial, y declaró inconstitucional al decreto 1002/89 con relación a Riveros –la norma tiene otros beneficiarios–, a quien se le imputan, entre otros delitos, privaciones ilegales de la libertad.