El jefe de gabinete Aníbal Fernández, afirmó hoy que “en estos años se han generado políticas públicas destinadas a la inclusión” social y aseguró que el tema de la seguridad “es muy complejo como para manosearlo” y consideró que “hay que resolverlo a partir de las causas” que generan esa problemática.

“No se trata de mano dura o mano blanda”, consideró el jefe de gabinete, al exponer ante los legisladores su informe, en el marco del artículo 101 de la Constitución Nacional, que señala que “el jefe de Ministros debe concurrir al Congreso al menos una vez por mes, alternativamente a cada una de sus Cámaras, para informar de la marcha del Gobierno”.

La exposición del jefe de gabinete se inició cerca de las 15,45, luego de que los legisladores avalaran el mecanismo con que se desarrollaría la sesión, en la que el jefe de gabinete informó en torno a la situación económica, la política de seguridad, el indice de precios, pobreza y canje de la deuda pública, entre otras cuestiones.

En el marco de su informe, la referencia de Fernández a las políticas del gobierno vinculadas a la trata de personas, provocó el rechazo de los legisladores de la Coalición Cívica, que se retiraron del recinto.

En su exposición, el jefe de gabinete cuestionó expresiones de una empleada de la diputada Fernanda Gil Lozano y de otras dos personas que, dijo, “han hablado mal de nuestro país” y critican la situación de la Argentina en esa materia.

Esa referencia generó además la retirada del recinto de legisladores de Proyecto Sur y el cuestionamiento de los titulares de los bloques del radicalismo, Oscar Aguad; del Peronismo Federal, Felipe Solá y del socialismo, Mónica Fein, que se solidarizaron con la empleada de Gil Lozano.

Luego del episodio, Fernández continuó con su informe y destacó los aumentos jubilatorios “dos veces al año”, el Presupuesto educativo que se incrementó “del 6,45% en 2009”, el aumento en gasto de salud; la implementación de la Asignación Universal por Hijo, así como la creación de más de 4,5 millones de puestos de trabajo desde 2003, entre otros logros del gobierno nacional.

Calificó a la Asignación Universal por Hijo como “uno de los planes más exitosos” del gobierno nacional, al sostener que permitió “un nivel de cobertura del 91,7 por ciento” y dijo que llega a 1,9 millones de hogares.

En torno a la seguridad, Fernández afirmó que el gobierno trabaja “con la concreción de soluciones de fondo, sociales” y consideró que a esa problemática “hay que resolverla desde la causa y no desde los efectos”.

Respecto al narcotráfico, el jefe de gabinete precisó que “ningún gobierno detuvo tantas bandas de narcotraficantes como este gobierno, produciendo golpes como los que produjo” y destacó la política llevada adelante por el gobierno nacional en torno a la lucha contra el paco.

En torno a la crisis internacional, Fernández afirmó que el gobierno nacional “actuó para impedir que la situación internacional impactara sobre el empleo de los argentinos y evitar que los países centrales nos transfirieran sus propias crisis”.

Puso de relieve la decisión del gobierno de “recuperar su autonomía” y destacó las medidas destinadas al desendeudamiento del país llevada adelante por el gobierno nacional, al sostener que esa política tiene hasta el momento “una aceptación del 67 por ciento que, sumado a lo aceptado en 2005, sólo queda un 3 por ciento de tenedores que quedarían afuera”.

Luego de más de una hora de exposición, el jefe de gabinete respondió a los legisladores que, de acuerdo a la cantidad de integrantes de cada bloque, requirieron al funcionario que amplíe sus afirmaciones en torno al índice de precios, la seguridad, el narcotráfico, entre otras cuestiones.

Finalmente, y de acuerdo al mecanismo consensuado por los legisladores, expondrán los titulares de los dos bloques mayoritarios, tras lo cual el jefe de gabinete cerrará la sesión con una síntesis de su informe.