access_time 11:38
|
26 de junio de 2022
|
|
Viaje oficial

Alberto Fernández llegó a la cumbre del G7: los temas de los que hablará

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/165625404698426-06-2022_el_presidente_alberto_fernandez_participara.jpg
Alberto Férnandez, junto a Santiago Cafiero y Sergio Massa.

El presidente ya está en Alemania y se espera que en su discurso reclame un "rediseño financiero mundial" por la guerra en Ucrania, llame a inversionistas y mencione la soberanía de las Islas Malvinas.

El presidente Alberto Fernández llegó a Múnich, Alemania, para participar como invitado en la cumbre del G7, el foro que nuclea a las economías más poderosas del mundo y en el que se prevé un debate sobre los efectos de la guerra en Ucrania y la crisis alimentaria derivada del conflicto.

El avión que trasladó al mandatario y su comitiva arribó al Aeropuerto Internacional de Múnich-Franz Josef Strauss a las 14.59 hora local (9.59 de Argentina). Fernández descendió de la aeronave junto al canciller Santiago Cafiero y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y fue recibido en la explanada por Felix Schwarz, jefe de Protocolo de Alemania, quien le dio la bienvenida a la comitiva argentina en nombre del Gobierno federal. Por el Estado de Baviera, hizo lo propio Florian Herrmann, informaron fuentes oficiales.

Además, acompañaron al Presidente el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello; la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra; el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz; y la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti. En Alemania se sumó el embajador argentino en ese país, Pedro Villagra Delgado.

Agenda y temas del presidente

La primera actividad de Fernández, prevista para las 13 (hora argentina), será una reunión bilateral, en el Hotel Bayerischer Hof de Múnich, con el primer ministro de la India, Narendra Modi, con el objetivo de fortalecer la relación entre ambos países a través de la cooperación política y económica y afianzar las coincidencias en los ámbitos regional y global, informó Presidencia.

A las 15, el mandatario presenciará en el Teatro Cuvilliés, ubicado en el Palacio de la Residencia de Múnich, un espectáculo a cargo de la Ópera del Estado de Baviera y a las 16 participará de la cena de honor de bienvenida a los representantes de los países invitados al G7 y de los organismos internacionales, actividades ofrecidas por el ministro presidente de Baviera, Markus Söder.

Se espera que durante casi dos jornadas Fernández y su comitiva lleven adelante una apretada agenda que se desarrollará entre la capital de Baviera y Schloss Elmau, el imponente castillo emplazado en medio de los Alpes que será la sede oficial de la cumbre.

Fernández es el primer mandatario argentino que asiste a la reunión del grupo que integran Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Italia y Japón, consideradas las potencias económicas e industrializadas más importantes del mundo, y también es el único de América Latina, por lo que oficiará de vocero de las problemáticas y prioridades de los países de la región.

Fernández dedicó una parte de las horas del vuelo para ajustar diversos pasajes de lo que serán sus presentaciones ante los distintos jefes de Estado. Según pudo saber la prensa que acompaña al mandatario, en esos discursos reiterará conceptos ya vertidos en la pasada Cumbre de las Américas de Los Ángeles, pero es probable que la exposición muestre un "mayor grado de alarma" respecto de la crisis desatada por la guerra en Ucrania.

A eso se agrega que, en menos de cuatro días, el jefe de Estado habrá expuesto su posición ante los presidentes de las principales potencias mundiales: el ruso Vladimir Putin y el chino Xi Jinping en la reunión de los Brics; y Joe Biden (Estados Unidos), Emmanuel Macron (Francia) y Olaf Scholz (Alemania), entre los que integran el G7.

Fernández tiene aseguradas un par de intervenciones en las mesas temáticas y una participación en el plenario, donde los presidentes intercambian opiniones.

"Salvo en las bilaterales, tiene que hablar con dos sombreros, el de Argentina y el de la Celac. Por ejemplo, Europa quiere demorar la transición energética y el Caribe, que pierde un punto del PBI con cada huracán, lo quiere apurar, pero eso quizá no corra para toda Sudamérica. Es un equilibrio difícil", sintetizó un allegado al presidente.

Se espera que además el mandatario reitere su reclamo para el "rediseño de la arquitectura financiera mundial" y así "enfrentar las consecuencias de la pandemia y de la guerra". En ese sentido, se señaló que el G7 no es, tradicionalmente, un espacio donde se definan paquetes de ayuda concreta, pero sus integrantes tienen la "llave" en los organismos multilaterales de crédito que podrían llevar adelante esas reformas.

Además, habrá un capítulo destinado a señalar que la Argentina es productora de alimentos y que, si llegan inversiones al país, puede convertirse en proveedor estable de gas, dos de los productos más demandados en la actualidad.

También se espera que se incluya alguna mención a la soberanía de las Islas Malvinas, un tema siempre presente para la Argentina que, en esta ocasión, sería expuesto ante el primer ministro británico, Boris Jhonson.

La cumbre

Si bien los temas prioritarios del foro, fijados a principios de este año, son la protección del clima, la lucha contra la pandemia de coronavirus y, básicamente, la cooperación internacional, el impacto mundial en la economía, la situación social y la seguridad alimentaria a raíz de la invasión de Rusia a Ucrania iniciada en febrero último serán eje central de la agenda.

Este domingo, la cumbre comenzó horas después del lanzamiento de misiles rusos contra Kiev, que alcanzaron dos edificios residenciales y dejaron al menos cuarto heridos. 

Los líderes dedicarán el primer día del evento a discutir cómo asegurarse fuentes energéticas y combatir la inflación mundial a fin de evitar que el impacto económico de la guerra no divida a los países que lideran la ofensiva de sanciones contra el país que lidera Vladimir Putin.

El presidente estadounidense, Joe Biden, dijo que su país y otros del G7 prohibirán las importaciones de oro desde Rusia como parte de su gran campaña de sanciones para tratar de aislarla económicamente por haber invadido a Ucrania.

La sede de la reunión se ubica en el distrito de Garmisch-Partenkirchen, ubicado a unos 100 kilómetros de Múnich y cerca de la montaña Zugspitze, la más alta de Alemania, en los Alpes bávaros.

Los países miembros de la asociación que sostiene reuniones anuales para debatir y coordinar políticas globales, representan alrededor del 10% de la población mundial y el 45% de la renta nacional bruta mundial. Hasta 2014 se denominaba G8, pero ese año la Federación Rusa fue suspendida tras haber anexado a Crimea.

Fuente: Con información de Télam

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.